Política
Elecciones

Turbulencias en la legislatura salteña

Aunque pasó casi un mes de las elecciones provinciales que cambiaron un poco el panorama que se tendrá a partir de diciembre, los “problemas” siguen apareciendo.

Aunque pasó casi un mes de las elecciones provinciales que cambiaron un poco el panorama que se tendrá a partir de diciembre, los “problemas” siguen apareciendo.

Algunos legisladores se acordaron (tarde) que tenían que laburar para justificar los casi 300 mil pesitos que reciben cada primer día de mes y ahora proponen que se vuelva a sesionar de forma presencial, como cualquier trabajador hijo de vecino; otros ya se pelean por la próxima presidencia de diputados y un eterno tercero al mando provincial estaría listo para dejar vacante el sillón de la vicepresidencia de la Cámara Alta, tal cual lo hiciera años atrás el “Indio” Godoy.

Pero vamos por parte. Un reclamo que la sociedad viene haciendo conjuntamente, sin importar raza, religión, color de piel, de ojos, si es o no docente, es el “ñoquismo” con el que dicen trabajar los diputados de la provincia de Salta. Son casi 60 representantes de todos los departamentos cuya única tarea difícil (para ellos lo es), es juntarse a sesionar cada martes por la tarde.

Alarmada por los pocos votos que consiguió el pasado 15 de agosto, y que hoy harían peligrar su estadía en la casa de los leones más allá del 2023. Socorro “Déjeme hablar señor presidente” Villamayor, más conocida como la hija de “Villita interventor” solicitó al presidente de ese cuerpo legislativo que los señores, señoras y no binaries diputades volvieran a sesionar en el palacio de Mitre 550.

Esto molestó, pero no tanto a los que vienen del interior porque generalmente pasan mucho tiempo en la capital, sino a los que tienen otros curritos (como los programas de radio).

Es que el pedido era lógico, algunos amparados en la pandemia no querían ir a trabajar presencialmente por temor a contagios, pero después se pasean por todo comedor comunitario que exista para sacarse la foto para IG, ilógico por donde se lo mire. “Prueben laburando” diría Olmedo.

Hablando del amarillo, esta última semana volvió a aparecer en acción tras su derrota aplastante el año pasado cuando intentó llegar con “Sotreta” Nanni a la gobernación salteña.

Afligido por la baja performance de su “Pollo” Carlos Zapata, tuvo que dejar la comodidad de su finca en medio de las aceitunas de La Rioja para tratar de subirle un poco los números a días de las elecciones.

“Vote sencillo, vote amarillo” volvió a pedir y ya hasta le pagó al conductor de la avioneta para que recorra distintos puntos de la provincia con su altoparlante. Si no lo bajan de un hondazo es porque pasa después de la siesta solamente.

Quienes ya están afilando las garras son algunos “oficialistas” que tienen entre ceja y ceja a Esteban Amat. Pero no porque quieran hacerle algo malo (¿o sí?), sino porque quieren serruchar el sillón que él le serruchó al Indo en 2019.

Bien sabido es en Salta que pasa el milagro y se termina el año, al menos así decían las abuelas, y por ese motivo algunos ya empezaron a arrojar algunos nombres para suceder al Tuty.

Entre ellos figuran dos ex “periodistas” que, lamentablemente, tienen el cliché de hacerse llamar “Los Más Votados”: Mónica Juárez y actor Lamberto. Con un perfil más bajo y amigable, Vitín por ahora niega esa posibilidad.

En tanto que la soberbia Juárez dijo querer mostrar el lado B de la legislatura salteña; algo así como lo que hacía con su programa de TV.

Una ex pareja de la dipu aseguró a los colegas periodistas que, si llega Mónica al lugar que era del Indio, el mejor abandona la comarca.

Quien también ve venir con pánico lo que pueda ocurrir a fin de año es el millonario Mashur Lapad. El hombre más rico del departamento más pobre de la provincia ya tendría los días contados en la vicepresidencia primera de la Cámara de Senadores y los va tachando con dolor y de a poquito en un almanaque que tiene escondido en su abultada billetera.

Uno de los que se andan arrimando para soplarle la nuca a Mashur es el Topo Ramos. Sergio, quien volvió a la vida luego de casi perder su banca con “La Ruluda” Galleguillos, se proclama como él elegido del frente oficialista Gana Salta.

Otro que podría presentar algún tipo de propuesta para reemplazar a Lapad es Wayar, el ex vicegobernador que hoy es una figura fuerte dentro del kirchnerismo y representará a su Cachi natal. Por ahí se nombra a Calabró que le afanó la banca a Silvina Abilés, o el capitalino Emiliano Durand; pero esto es solo un rumor.

Lectores: 112

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: