Panorama Político Salteño
Investigación

Piden el juicio político para la (poco) querida Candela Correa en Salta

Amigos y no tan allegados, oficialistas y opositores, fitness y anti-gimnasios se pusieron de acuerdo en el Concejo Deliberante de la cumpleañera ciudad de Salta por primera vez en mucho mucho tiempo. (Dibujo: NOVA)

Amigos y no tan allegados, oficialistas y opositores, fitness y anti-gimnasios se pusieron de acuerdo en el Concejo Deliberante de la ayer cumpleañera ciudad de Salta por primera vez en mucho mucho tiempo. Y no precisamente por el tratamiento de un proyecto que puede cambiar la vida de casi media población provincial; sino por un escándalo que cierra la semana con la promesa de dejar mucha tela para cortar.

No se sabe cómo lo logra. Es más, debería ser discípula del “autobombístico” Alfredo Olmedo. Mientras casi una veintena de ediles de la Ciudad de Salta (que ayer estuvo cumpliendo nada menos que 439 añitos desde su fundación), buscan mil y una maneras de poder llegar a estar en boca de algún que otro periodista para no perder vigencia ni pasar tan desapercibido, Candela Correa solo tiene que mover un dedo para que todos, incluidos sus compañeros, hablen de ella. No importa si bien o mal, o por qué motivo sea, lo importante parece ser que hablen.

Aunque esta vez al parecer se le fue demasiado la mano. Es que durante la sesión del miércoles, la chica fitness acusó al concejal Raúl Córdoba de “robarle” prácticamente un proyecto que iba a ser de su autoría. “Lo felicito señor Raúl Córdoba que haya presentado el proyecto, pero me parece un plagio. No hay que sacar los proyectos de la mano, es la segunda vez que se hace” afirmó con total seguridad la blonda edil capitalina quien consideró una “falta de responsabilidad, una vergüenza y tristísimo” que se le “arrebate” una idea y presentarla como propia ante el resto de colegas.

Esto, por supuesto, despertó el enojo de Córdoba, el ex radical hoy oficialista que afirmó que Correa (no el Chato, sino Candela), lo acusó de plagio sin tener prueba alguna que fuera tan necesaria a la hora de culpar a alguien. Según expresó, hubo un “entrecruce de ideas” lo que no quiere decir específicamente que se haya utilizado alguna idea principal del proyecto de la asesorada Liliana Mazzone. O sea, está mal, pero no tan mal diría Guido.

Lejos de pedir disculpas, y enmarcada en el papel que la caracteriza, Candela siguió con el escándalo acusando a su compañero, en plena sesión, lo que despertó el enojo de propios y extraños que llegaron a solicitar, inclusive, un juicio político a la edil Correa tras varias acusaciones que viene realizando a sus pares. Cabe recordar que el año pasado, y casi entre lágrimas ante algunas cámaras de televisión, la profesora de ritmos latinos afirmaba que sus compañeros y compañeras intentaron censurarle la forma en la cual se viste aduciendo que iba a las reuniones y sesiones (virtuales por la pandemia) con ropa muy corta y escotada.

Frida Fonseca fue la primera fuera de los dos participantes, en tomar partido de la acalorada discusión y, como era de esperarse, cargó contra Correa: “hay figuras políticas, que bajo pretexto de lograr presencia mediática, apelan a golpes bajos afectando a personas que trabajan realmente” afirmó defendiendo a Córdoba. Otro que se manifestó fue el presidente del cuerpo, Darío Madile, quien tituló como “triste” tener que hablar de esos temas que suceden en el cuerpo legislativo. Hasta la debutante Emilia Orozco, quien reemplaza al condenado Ariel “Chuky” Flores, se metió en el escándalo aunque pidiendo que en las próximas sesiones no se viva la “intranquilidad” que hubo en la del pasado 14 de abril.

El escándalo recién empieza y, en un año de elecciones, promete tener mucha tela para cortar. Sobre todo teniendo en cuenta la firme decisión de Córdoba de avanzar en la conformación de una comisión de Juicio Político en contra de Correa. “Los presidentes de los bloques se reunirán y evaluarán si la situación que planteó en el recinto amerita avanzar con la conformación de la comisión para este tipo de situación y determinar qué tipo de sanción corresponde. Me sentí agraviado por las declaraciones de la concejal Correa y quiero ver las pruebas que tiene sobre el plagio que me acusa. Quiero que ella sustente lo que manifestó en el recinto con pruebas” afirmó a un medio local

Por su parte, la edil ironizó con el pedido: "¿Juicio político a mí? cuando hubo y hay concejales con causas penales y no se hizo nada. Hubo varias situaciones como compañeros que no reconocieron a sus hijos. Hay cosas mucho más graves. Me parece muy absurdo. También pasó lo de Castillo y del Frari, por ejemplo" expresó. Lo que seguramente olvida, es que ella, al igual que gran parte de los concejales salteños, seguramente estaban al tanto desde noviembre del 2020 que Chuky Flores tenía un juicio en puerta por hechos de robo. El no reconocer a un hijo sin dudas es un mensaje para su compañero de fórmula, el concejal Julio Romero, quien tuvo un incidente el año pasado tras el escrache público de su ex pareja. Lo de Del Frari y Castillo no tiene nombre, pero ninguno forma parte ya (afortunadamente) del Concejo Deliberante.

Lectores: 338

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: