Panorama Político Salteño
Enojo en sus admiradores

Méndez le negó ayuda a un niño con leucemia, ahora enfrentará (otra vez) a la in-justicia

Rubén Méndez, bajo la lupa. (Dibujo: NOVA)

El intendente de la localidad norteña de Profesor Salvador Mazza, Rubén Méndez está bajo la lupa, nuevamente, aunque esta vez por un motivo que roza lo desalmado. Es que no tuvo mejor idea que, días atrás, vetar una ordenanza que buscaba asistir a dos personas, un niño y un adulto, que padecen este tipo de cáncer en la sangre. Causó el enojo hasta de sus admiradores.

Está la gente mala y, un peldaño más arriba, el “hiper” denunciado intendente de Salvador Mazza. Aquel que hace casi una década atrás llegaba como el gran salvador y la opción de cambio tras el escándalo con el ex alcalde Carlos Villalba, quien fue hallado en un prostíbulo salteño e imputado en una causa por trata de personas, hoy es blanco de decenas de denuncias y, sumido en el poder en el que fue enquistado por el apoyo del hoy senador nacional Sergio Leavy, se toma atribuciones que lejos están de garantizar la justicia social que pregona su espacio político.

La semana fue tensa, más de lo habitual. Pero todo giró bruscamente cuando, amparado por las facultades que le garantiza el cargo administrativo que ostenta, decidió vetar una ordenanza aprobada por unanimidad en el Concejo Deliberante de aquella ciudad, y que no buscaba más que ayudar a dos familias que tienen a integrantes transitando tratamientos por cáncer en la sangre; leucemia, si quieren un nombre menos drástico.

Propios y extraños, detractores y seguidores, no dudaron ni un minuto en expresar su descontento con el alcalde norteño. Unos más que otros obviamente. Y en el medio de la bronca, está el dolor de dos familias, vecinos de Méndez que tal vez hace unos años, esperanzados tras años de gestiones paupérrimas, vieron en él la posibilidad de prosperar. Dos familias a las cuales Rubén les negó esta semana una simple ayuda económica para ayudar a solventar los distintos gastos que tienen debido a esta cruel enfermedad.

El proyecto, aprobado por unanimidad en el Concejo Deliberante el pasado 16 de marzo, indicaba que el municipio beneficiaría a Yenny Barroso, madre de un niño de 5 años con leucemia; y a José Luis Soruco, un joven de 27 años oriundo de un paraje cercano que tiene la misma enfermedad; con una ayuda económica de 15.000 pesos mensuales para gastos de traslados, y alojamientos mientras duren sus tratamientos médicos.

Un mes más tarde, y mientras muchos esperaban la promulgación de esta ordenanza, llegó el baldazo de agua fría. Sorprendentemente, lejos de mostrar algún tipo de consideración con estas familias, Méndez justificó su decisión en que ya existe una ley provincial, la 7.786, promulgada en 2013 y reglamentada en 2016 donde se creó un sistema de cobertura intersectorial e interdisciplinario para la atención de tratamientos de cáncer infanto-juvenil

 

Cabe recordar que Rubén Méndez tiene denuncias en su contra que están en la Justicia Federal y en la Provincial. Una de ellas es por evasión fiscal y la otra por incumplimiento a lo establecido en la Carta Orgánica municipal.

No conforme con eso, increpó a los ediles argumentando que el cuerpo deliberativo no está facultado para emitir ese tipo de ordenanzas y amenazó con plantear ante la Justicia un “conflicto de poderes”. Justo él quiere recurrir a la Justicia cuando fue denunciado en reiteradas ocasiones por actos de corrupción, incumplimientos de funcionario público y hasta fue destituido por violencia de género. Y claro, confiado en que la in-justicia salteña nunca avanza contra los intendentes, Méndez se siente omnipotente.

Ahora, recién ahora, el Ministerio Público Fiscal arremeterá contra el intendente norteño; o al menos lo investigarán tras el polémico y lamentable veto. El procurador general de la Provincia, Abel Cornejo, dispuso la conformación de una Unidad Fiscal de Investigación para investigar a Méndez y quien comandará todo será la fiscal de Derechos Humanos, Verónica Simesen de Bielke, junto a Pablo Cabot de Tartagal.

Veremos qué pasa, por lo pronto, alguien tiene que hacerse eco de esto y brindarle la contención y servicios que estas dos familias necesitan para seguir adelante con esta terrible enfermedad llamada Méndez. No es suficiente, por lo visto, tener que luchar diariamente contra la leucemia.

Lectores: 344

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: