Política
Lealtad a marzo

Judas fue menos falso: Benja le mandó su apoyo a Abel Cornejo por su candidatura del 2023

El traidor remató con una “sobada de lomo”, afirmando que el hoy ministro tiene todas las condiciones para poder disputar algún cargo legislativo el año que viene.

El actual secretario de Gobierno de la Municipalidad de Salta, habló sobre su ex jefe en el Ministerio de Seguridad y Justicia, y la posible participación del ex jefe de los fiscales en la elección del año que viene. Según versiones que resuenan desde hace varios meses, el propio ministro habría mandado a confeccionar a inicios del 2022, antes de los escándalos con efectivos policiales, la financiera y Gustavo Orozco; una encuesta para medir su imagen ante su posible participación en los comicios nacionales del próximo año.

Sabido es por todo el ambiente periodístico, y sobre todo en el plano de la administración pública, que la relación entre Benjamín Cruz y Abel Cornejo fue de mala a pésima durante la convivencia de ambos en el ministerio que comanda el último de ellos. De hecho, Cornejo no tenía la menor intención de mantener al ex controlador de árboles en putrefacción que tenía el municipio hasta el 2019, pero tuvo que dar el brazo a torcer ante el requerimiento de personas que tienen más poder de decisión que él mismo.

Benjamín fue la piedra en el borcego que tuvo por casi dos años Juan Manuel Pulleiro. El ex militar, jefe del Ejército Argentino en Salta, no pudo imponer nunca la cadena de mando con su secretario y ambos protagonizaron una pelea que derivó en una grieta dentro de las filas de Seguridad. El resultado quedó a la vista, un área abandonada, con efectivos protestando, sin movilidad, sin recursos, y con una pandemia de por medio que se llevó la vida de varios integrantes de la Policía de Salta y del Servicio Penitenciario.

Con la expulsión de Pulleiro del gabinete, a Cornejo no le quedó otra que seguir con personas "indeseables" dentro de sus filas. Al igual que el militar, padeció de la rebeldía de Cruz, a tal punto que, sin apoyo del oficialismo, amagó con desertar cuando Orozco lo acusó de abusador en plena Cámara de Diputados de la provincia. Mientras Cornejo flaqueaba, Cruz continuaba firme, regio, sin inmutarse.

Ya alejado de provincia, en la función pública, no en la política, Cruz se refirió en los últimos días a la posible candidatura de su ex jefe superior. "Sé cuáles son las aspiraciones del doctor Cornejo, porque hemos trabajado juntos. Yo creo que todos los ciudadanos tienen derecho a participar. Definido, nada" aseguró Benja y remató esa “sobada de lomo”, afirmando que el hoy ministro tiene todas las condiciones para poder disputar algún cargo legislativo el año que viene.

A todo esto, habrá que esperar a la decisión que pueda tomar Cornejo con su incursión en la política, ya que, éticamente, debería renunciar al cargo que aceptó a fines del año pasado. Esto último, claro está, lo puede sortear con una de las famosas licencias sin goce de sueldo, como hizo Matías Posadas antes de ser derrotado y humillado en agosto del 2021. Habrá que ver si Abel, como hombre de ley, decide ser un distinto en la cosa pública.

Lectores: 403

Envianos tu comentario