Interior
Caos

El casorio de un intendente terminó a las piñas

El intendente de Campo Quijano e hijo del resucitado presidente del Partido Renovador de Salta, Carlos Folloni, dio el sí a su actual pareja en una iglesia VIP del municipio que dirige actualmente.

Los vecinos del Valle de Lerma fueron testigos de una nueva muestra de amor en medio de la pandemia.

Es que, tras habilitar aún más algunas actividades en la provincia, el COE dejó las puertas abiertas para que un jefe comunal pueda celebrar su sagrada unión con su actual pareja.

Todo iba bien, del baile participó hasta el gobernador, pero algunos testigos afirmaron que hubo golpes de puño y botellazos.

Finalmente, el intendente de Campo Quijano e hijo del resucitado presidente del Partido Renovador de Salta, Carlos Folloni, dio el sí a su actual pareja en una iglesia VIP del municipio que dirige actualmente.

Se trata de una capilla que, según un ex intendente, pertenecería a la familia Cornejo, de donde surgió el ex alcalde Manuel, quien se encuentra imputado por peculado, incumplimiento de deberes de funcionario público y el faltante de 84 millones de pesos de las arcas municipales.

Tras la ceremonia religiosa en la que ya habían existido algunos roces entre vecinos molestos por la gestión del “Cali” y el jefe comunal, los afortunados invitados concurrieron hasta un salón en Las Blancas, localidad de Cerrillos, en donde tuvo lugar el baile desenfrenado de jóvenes, adultos y algún que otro abuelo que se animó a oficiar de “Látigo” y tirarse los pasos prohibidos al ritmo del DJ en una fiesta en donde lo que abundó fue el trago largo.

Incluso, uno de los grandes invitados fue el actual Gobernador de Salta quien, acompañado por su esposa, coparon la pista de baile del salón e hicieron un intercambio de pareja con los recién casados mientras bailaban algunos temas de reggaetón actuales.

Dicen algunos testigos, que el mandatario se fue a las pocas horas de haber llegado a cumplir con el compromiso, y no presenció el encuentro de pugilato que se desató posteriormente en las instalaciones.

Un ex concejal enemistado con Folloni por su amistad encubierta con Manuel Cornejo, que cerca de las 10 de la noche del sábado, un grupo de asistentes se desconoció entre sí y desataron una pelea que incluyó golpes de puño, patadas, un golpe a la ingle y hasta el revoleo incesante de botellas de vidrio que dejaron sus restos esparcidos por gran parte del salón.

Esta fuente se animó a más y aseguró que el conflicto se desató entre la familia de un matrimonio anterior que habría tenido la ahora esposa del “Cali”, con quien tuvo hijos, y quien ya había estado en el centro de algunas peleas maritales por algunas visitas que habría hecho en su camioneta a la residencia del hijo del ex funcionario de la dictadura y fundador del PRS, Jorge Oscar, en ausencia de éste cuando viajaba a la ciudad o a algún punto del interior para algunos trámites.

Por suerte, la batalla campal no habría dejado heridos, al menos que revistan gravedad, y los asistentes pudieron seguir disfrutando por un tiempo más del bailongo junto a la joven pareja que, al grito unísono de “vivan los novios”, tuvieron que fumarse el resto de los temas con una cara de pocos amigos que muchos optaron por agarrar los abrigos y empezar a retirarse silbando bajito.

Lectores: 276

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: