Panorama Político Salteño
Elecciones

Calentando motores: a 15 días de las PASO, en la Provincia empezaron los chispazos

La aproximación de las elecciones Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias en todo el país ya se empezaron a notar también en Salta. (Dibujo: NOVA)

La aproximación de las elecciones Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias en todo el país ya se empezaron a notar también en Salta.

En los últimos días, muchos candidatos empezaron de lleno la campaña tras las legislativas provinciales, y algunos empezaron a despacharse contra sus adversarios en esta primera contienda.

Quien viene calladito esperando que entre los de afuera se peleen es Guillermo Durand Cornejo. El actual senador de la capital salteña es el único candidato que competirá por el frente “Unidos por Salta”, amplio ganador en las provinciales, y solo deberá superar el piso de 1,5 por ciento de los votos en toda la Provincia.

Si se tiene en cuenta que para la categoría de Convencional Constituyente obtuvo más de 77 mil sufragios a favor solamente en el departamento Capital, esto le permitiría, de renovar solamente esa cifra, obtener cómodamente las voluntades necesarias para las elecciones generales. Igualmente, de propuestas, Durand Cornejo viene bastante flojo, seguramente confiado en que obtendrá nuevamente la aprobación de los salteños.

Además, ya fue legislador nacional en alguna ocasión y su participación fue bastante aceptable.

En su contra, seguramente tendrá alguna operación por los escándalos por los que fue salpicado años atrás cuando un par de mujeres lo habrían denunciado, en distintas ocasiones, por acoso callejero; a lo que el titular de Codelco supo sortear con mucha viveza. Pero ya sabemos cómo es esto de la política.

Una de las batallas más “sangrientas” se va a vivir dentro del kirchnerismo salteño. Es que el apoyo de los ministros nacionales Wado De Pedro y Nicolás Guzmán a la fórmula Emiliano EstradaPamela Calletti, solamente trajo más crispaciones dentro del dividido Frente de Todos.

En un lado están los oficialismos provinciales y nacionales que se abrazaron en un acto a comienzos de esta semana en el Microestadio Delmi en donde el “rejunte de todos” permitió ver a personajes políticos de todas las tallas, incluidos aquellos que con disconformidad aceptaron lo impuesto desde Buenos Aires.

Por otro lado, están los del núcleo duro del kirchnerismo, los que no se sometieron a la voluntad de Alberto Fernández, Cristina Kirchner y compañía, y decidieron presentar una lista opositora con el falso camionero Jorge Antonio Guaymás.

El ex titular de la CGT salteña, anda de reunión en reunión con distintos sectores gremiales de toda índole buscando el apoyo de la “clase obrera” para esta semifinal, como ellos mismos la catalogaron, ya que confían en que el FDT retendrá la banca que deja Alcira Figueroa.

A su favor juega el descontento K con la fórmula oficialista y el poderío del Sindicato de Camioneros con el apoyo de Hugo Moyano y compañía desde el Río de la Plata; en su contra, el pasado amistoso con el actual Gobernador que lo posiciona en un lugar dudoso con los electores.

Por otro lado, pero no menos interesante, está la pata macrista de las elecciones. Si bien acá se mezclaron ex allegados al saencismo como el olmedismo y el PRO, juegan a ser opositores y presentan la variante más alta para estas PASO.

Inés Liendro, una desconocida en el ámbito “plebeyo”, pero bastante querida por el macrismo top y la Sociedad Rural. La joven que se autodefine como “defensora de los valores republicanos, la vida, la libertad, la propiedad privada, el capitalismo y el libre mercado”, es referente de la Unión Republicana, una rama interna del PRO. Contra ella competirán dos hombres que buscarán retener la banca de Martín Grande quien se despide de la política (y de los medios).

El primero es Héctor Chibán, quien sorpresivamente ahora se hace llamar “Carozo” (duro y cerrado como c… de muñeca dicen por ahí). Odiado por su partido radical y querido solamente por algún que otro colaborador o ex trabajador de su hotel, propone elevar nuevamente a los correligionarios molestos con Miguel Nanni y llevar la verdadera voz de los salteños al Congreso.

Finalmente, Carlos Zapata volverá a probar suerte en las nacionales tras el frustrado intento en 2017. Amante de usar las gorritas amarillas de su líder político, Alfredo Olmedo, obligó al “Yellow Jacket” a salir de su cueva aceitunera en La Rioja donde se encontraba meditando desde el año pasado, para captar los votos de aquellos que quieren la “mano dura contra los vagos” y el servicio militar.

Todo indicaría, de cumplirse las profecías, que el “bigotón” sería quien se imponga el 12 de septiembre. Por eso, ya asegura que será diputado nacional y que, para los salteños, la opción será “kirchnerismo, o Carlos Zapata”.

El resto de los candidatos, Felipe Biella, Tane Da Souza, Cristina Foffani y Andrea Villegas, por ahora no mueven el amperímetro, aunque no se descartan sorpresas a estas alturas, sobre todo por el lado del vaquereño que va por el partido de Mauro “Chivita” Sabbadini.

Eso sí, entre todos comparten algo en común: La falta de ideas y propuestas para conquistar a los salteños, y sus ganas de tener un sueldito más alto que el de un docente por, al menos, cuatro añitos.

Lectores: 166

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: