Política
Lanza su libro

A Cande no le gusta el frío: debe abrigarse y se endurecen partes sensibles

A la ex concejal capitalina Candela Correa no le gusta para nada el frío y lo dejó en claro en sus redes sociales.

La ex concejal de la Ciudad de Salta, Candela Correa, y próximamente nueva escritora -debido al lanzamiento de su libro autobiográfico-, volvió a encender las redes tras días de inactividad y afirmó odiar la época del año en las que todos debemos abrigarnos para no pasarla mal. Pero lo que más llamó la atención, no fue que se preocupara por la gente en situación de calle, por animales abandonados, o por las incontables escuelas que no tienen vidrios en las ventanas y siguen obligadas a dictar clases a niños de toda la provincia; mucho menos por la sequía típica de estos meses y los estragos que causa en materia de incendios forestales. El malestar de la ex edil hot radica en su preferencia de vestir poca ropa 24/7.

Con poca gestión deliberativa, y una carrera política para el olvido, la ex rubia, ahora devenida en morocha, decidió calentar nuevamente Instagram con una de sus tantas fotos sugestivas. Esta vez, invitando a participar a sus seguidores, en su mayoría pubertos inexpertos, viejos verdes y solterones sin mucha actividad sexual; en una especie de encuesta en donde los invitaba a votar por su preferencia climática: frío o calor.

Obviamente lo que menos les importa a sus seguidores es lo que la joven profesora de ritmos latinos escribe como descargo en la descripción de las fotos o videos que sube, sino que miran los atributos corporales de la única mediática que quedó sin un puesto en el Gobierno o la Municipalidad; lo que le daría algún plus siendo que hoy se dedica a sus actividades privadas que, aparte de dar alguna que otra clase, nadie sabe fehacientemente a qué se aboca para ganarse el plato de comida diario.

Dicen por ahí fuentes muy cercanas, pero demasiado cercanas, que a "La Cande", aparte de molestarle no poder andar entangada por toda la casa debido a que se enfermaría por las bajas temperaturas que están azotando la provincia desde hace varias semanas; también le fastidia que algunas partes de su cuerpo se endurecen y, aunque no le incomoda, sí le hace recibir más críticas de las que quisiera. Es que el tema de los implantes y las cirugías a las que se sometió a lo largo de su joven vida, ocasionan que el busto de la fitness le juegue alguna que otra mala pasada. Que se le note de más el timbre, dirían en el barrio. Igualmente, reiteramos, es lo que menos le importa.

Lectores: 369

Envianos tu comentario