Política
¡De no creer!

Vaguito como la hija: Sansone no superó los dos proyectos presentados

El diputado Daniel Sansone.

A menos de un año de su extracción de la Cámara de Diputados, donde llegó como una protuberancia del ahora ministro Matías Cánepa y se convirtió en un verdadero dolor de cabeza para el oficialismo, el empresario de la construcción dio la nota por ser uno de los legisladores con mayor procrastinación detectada dentro de la actividad legislativa.

Daniel Sansone, padre de la renunciada Sabrina Sansone, recordada por sostener a sus amigos coachs del Bailando por un Sueño con cargos ñoquis dentro de la provincia o por trabajar desde la comodidad de su cama; está en el listado de los cuatro legisladores que no superaron la línea de los dos proyectos presentados durante el recientemente terminado año 2022.

Junto a él figuran los nombres de Juan Esteban Romero; la ex titular del Registro Civil, Verónica Saicha; y Orlando Escobar, quien asumió en mayo tras reemplazar a Marcelo Paz. Este último quiso escudarse en esa demora en llegar a la Cámara, pero no hay justificación para lo que no se hizo.

Volviendo a Sansone, el legislador que no suele ser muy participativo en las sesiones o en la elaboración de proyectos conjuntos junto a sus pares, está más preocupado en escribir columnas de opinión en su diario digital, y por el que recibiría algunos fondos en concepto de pauta, según reveló un periodista de Aries hace dos años atrás, cuando el legislador todavía era obediente a los designios del Grand Bourg.

Además, gran parte del año transcurrió tratando de mantener la boca a raya ya que, cuando la abrió a través de un grupo de WhatsApp destinado a periodistas y comunicadores, entre los que se auto incluyó por dirigir su medio, la utilizó para insultar de arriba a abajo, izquierda a derecha, a la polémica ex diputada y asesora del Tuty Amat. Esto le costó una denuncia penal, un intento de la Justicia por desaforar y meterlo preso, y la implementación de un bozal legal para no referirse a la "Lilita salteña".

Resta menos de un año para que Sansone, quien se convirtió en diputado tras la dimisión de Matías Cánepa que asumió en 2019 como ministro de Educación de la provincia, tenga que dejar su banca.

Estos tres años se los debe a la guita que metió en la campaña en la que el ex candidato romerista se coronó como segundo legislador más votado, sorprendentemente detrás de una improductiva Mónica Juárez que, aunque genere proyectos inútiles como el Día de la Empanada o la Semana del Vino Torrontés, por lo menos no figura en este triste ranking y tiene una mancha menos a la hora de buscar votos dentro de un par de semanas.

Lectores: 283

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: