Panorama Político Salteño
Los hermanitos macana

Un mes para el olvido para el Clan Hucena

Antonio y Patricia Hucena. (Dibujo: NOVA)

Escándalos en el PJ, las vacunas VIP, todo un departamento asediado por hechos de violencia y abuso sexual. Todo saltó en marzo y los hermanitos, lejos de bajar un cambio y tratar de enmendar las cosas, se esmeran en que la población los siga teniendo en contra. Dos cabezas piensan mejor que una reza un dicho, en este caso todo indicaría lo contrario.

Antonio y Patricia Hucena, uno más embarrado que otro en cuanto escándalo tiene la provincia en el último tiempo. Los antecedentes de una familia plagada de hechos de violencia parecen formar carne de ambos allegados al Gobernador que, aunque no quieran (creemos), terminan disminuyendo la confianza que la gente depositó en el mandatario en el mes de noviembre del 2019 cuando arrasó en las elecciones.

Él es una persona temperamental, de pocas pulgas. En las entrañas del Partido Justicialista de Salta ya lo catalogaron como un violento, un atrevido. Una persona que ante la más mínima opción, reacciona mal e invita a cualquiera a solucionar las diferencias en un acto de pugilato. A los guantes, en pocas palabras. Incluso, hay fuertes versiones de que si no se trenzaron a piñas, la cosa pegó en el palo luego de una discusión con el apoderado del partido y secretario administrativo de la Cámara de Diputados, Gastón Galíndez.

Aunque no sabemos qué tanto daño le podría hacer el oranense a un levantador de pesas como Galíndez, sí sabemos que estos desencuentros terminan perjudicando a una persona que todavía no ve en Hucena a alguien que le puede llegar a costar muy caro. Es que es muy amigo de Pablo Outes, presidente de la Comisión de Acción Política del Partido, y escudándose en él es que saca chapa de lo que realmente no tiene fuera de las fronteras de su ciudad natal norteña.

Ella, la Pequeña Lulú del norte, no se queda atrás. Desde Orán informan que es muy “boca sucia” y suele amenazar a cuanta persona le discuta sobre un tema. “yo soy esto… yo soy aquello…” serían las palabras preferidas de Patricia que hace unos meses, mandó a censurar mediante la justicia a una radio local por darle micrófonos a una mujer que denunció a un allegado suyo.

Todos, pero todos los problemas de los Hucena, quedaron al descubierto durante este mes que se va ya que antes, mediante el poder y la presión que ejercían en sus tierras, el resto de los salteños no sabían con la calaña de gente que nos íbamos a encontrar durante estos años.

Además de los hechos de violencia, verbal y física, se sumaron los escándalos que sacudieron a la provincia en el último mes. Sobre todo dos que marcaron quiénes son realmente los hermanos. El primero de ellos fue el vacunatorio VIP. Antonio figura como uno de los beneficiados con las inoculaciones a pesar de no ser persona de riesgo o personal esencial de la salud. Tampoco cumple con la edad para la cual estaba destinada la vacuna. Un nexo habría sido su esposa, quien se desempeña como trabajadora en un hospital. Y desde allí habrían desentramado todo el plan para los “estratégicos” que creyeron iban a ser impunes, pero salió todo a la luz. Hucena, parte de su familia, su muy allegado secretario Matías Scariot; y por supuesto la ñaña, su hermanita, Patricia.

Ésta última, la que perdió el juicio con la radio de Orán, estaría apañando políticamente a un hombre acusado de abuso sexual, acoso a mujeres y a menores de edad en su tierra natal, además que pretende ser diputado provincial a partir de este año. Ella, junto a Antonio y el edil Lucas Tévez, fueron denunciados este viernes tras un ataque mafioso a una víctima del concejal en el que destruyeron el auto del abogado defensor de la parte acusadora: Yanela Gutiérrez.

Antonio y Patricia, Patricia y Antonio. Dos cabezas bajo un mismo apellido que se enquistan de a poco en el poder a fuerza de lo que sea. Dos cabezas que lo único que hacen, es arreglar todo a los “bifes”; pero ojalá fueran bifes de carne para algún comedor o merendero, no; eso no les interesa.

Lectores: 850

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: