Información General
Situación insólita

Un Diputado salteño renunció para jubilarse y le dejó el cargo a su hija

Resulta ser que Ramón Díaz (menos conocido que el ex DT de River, pero más “millonario”), el ex jefe comunal de la localidad vallista de Angastaco se retirará de la función pública.

Lo que pasa en Salta muchas veces no tiene nombre. Que los políticos suelen hacer cualquier tipo de artimaña para permanecer la mayor cantidad de años posibles viviendo del Estado, no es de sorprender a nadie; pero que sean los propios salteños quienes les permitan llegar a estos lugares de privilegio, debería de llamar mucho a la reflexión. Aquí nace una pregunta casi obligada: ¿Realmente estamos tan mal como decimos estar?

A menudo solemos escuchar reclamos de vecinos de distintos puntos de la provincia. La falta de obras, de gestión, de respuestas, de agua, de luz, de escuelas, hospitales, transporte; son una constante en los 23 departamentos y 60 municipios (por ahora) salteños; pero a pesar del desacuerdo con sus autoridades, del descreimiento, y del enojo con sus representantes y esa casta política, siguen siendo votados y perduran en los cargos hasta poder retirarse con una jugosa jubilación, o morir ocupando un alto cargo.

Esto pasó con un diputado que este martes disfrutará de su última sesión como legislador, a pesar de haber asumido hace apenas dos años. Y no, no es una especie de pacto de alternancia como el que lleva adelante el Frente de Izquierda con Nicolás Del Caño a la cabeza a nivel nacional y que consta en dejar sus bancas a medio mandato para retomar campaña sabiendo de su llegada con la gente; sino que esta vez el arreglo se dirimió entre los propios lazos sanguíneos del futuro ex legislador.

Resulta ser que Ramón Díaz (menos conocido que el ex DT de River, pero más “millonario”), el ex jefe comunal de la localidad vallista de Angastaco, donde supo perpetrarse en el poder durante dos décadas a lo largo de cinco mandatos, se retirará de la función pública (o al menos eso anunció) y dejará en su lugar a la diputada suplente por San Carlos que es nada menos que su propia hija, Elena Nahir Díaz, quien ni siquiera habría salido a recorrer los pueblos del departamento para sumar, al menos, en la campaña. ¿El motivo? Simple. No la conoce nadie, es solamente la “hija de”.

La joven Díaz, vale recordar, está involucrada en una investigación que derivó en la imputación de su padre por peculado y malversación de fondos. En dicho caso también se encuentra bajo la lupa su madre y esposa del ex intendente, Alicia Ríos, quienes junto a la futura diputada, realizaban diversas maniobras para engrosar el caudal de sus cuentas personales mediante dinero que debería haber ido a parar a las arcas públicas con la explotación de la hostería municipal.

En parte de las actuaciones se supo que “las irregularidades se detectan en el Hostería Municipal que era administrada desde diciembre de 2017 por la señora Alicia Ríos, esposa de Ramón Díaz, en ese momento Intendente de Angastaco, además designada como Secretaria de Acción Social y Secretaria de la Mujer del municipio. Lo que se conoce es que la Municipalidad nunca instrumentó un contrato de concesión para la explotación de la Hostería, y el personal que trabaja no estaban registrados como empleados de la Hostería municipal, además incumplía con el régimen normativo del derecho de trabajo, por lo tanto, debe estimarse que el personal que trabajaba para Alicia Ríos estaba precarizado, sin obra social, ni contrato con alguna aseguradora de riesgo de trabajo. En una de las declaraciones, se conoció que Alicia Ríos pagaba en negro y un total de 6 mil pesos mensuales, además se supo que la hija de Díaz y Ríos, actual Diputada suplente de San Carlos, Elena Díaz, manejaba la cuenta de la plataforma Booking.com y le avisaba a la encargada de la Hostería las reservas y lo que debía cobrar, luego pasaba Alicia Ríos a buscar lo recaudado”. Linda gente eligen los sancarleños.

Lectores: 426

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: