La Provincia
Solo a unos cuantos

Si los barrios no van a López, él va a ellos

El concejal aseguró en su alocución que, durante su breve período como concejal capitalino, presentó 146 proyectos.

Pablo López, el discípulo más reconfortante que tiene el líder del PRO dentro del Concejo Deliberante y ex afiliado al Partido Renovador de Salta (PRS), José Gauffín; intentó durante el balance de gestión amarillo que realizaron en Copaipa, dejar en claro que él es una persona presente en los distintos barrios de la ciudad. De hecho, en sus redes sociales suele remarcar que él, y solamente él (por poco), es el único que se ensucia los calzados para escuchar en primera persona los reclamos de la gente.

Con mucha vehemencia, el edil aseguró en su alocución que, durante su breve período como concejal capitalino, presentó 146 proyectos; aunque solo remarcó seis de ellos como los realmente importantes. De esta forma, el resto quedó relegado a proyectos de declaración, como solicitar a la Municipalidad "que vea con agrado" situaciones como podar un árbol, reemplazar un bodoque de las ciclovías, cambiar el foco de una luminaria, echarle alquitrán a algún bloque de pavimento o levantar algún animal fallecido y abandonado en distintos terrenos baldíos. Es decir, proyectos inútiles. Eso sí, con mayor preparación que los de su compañera, Agustina "pierdetodo" Álvarez.

En el mismo posteo realizado en Twitter, el joven contó que, con su equipo, lleva recorridos 42 barrios dentro de la capital salteña. 42, solamente 42 de los casi 400 que hay entre Vaqueros y Cerrillos, y el río Tres Palmeras y el ex peaje Aunor. Esto, obviamente, despertó las risotadas de otros "colegas políticos" suyos que se mofaron del dato que arrojó el joven quien tiene más declaraciones mediáticas radiales, que visita a los vecinos por los que tanto dice luchar.

Teniendo en cuenta sus datos, y haciendo un ínfimo recuento, nos damos con la novedad que, desde que asumió su banca el 3 de diciembre del año pasado, recorrió menos de un barrio por semana transcurrida desde que dijo "sí, juro" con la mano en la Biblia. De hecho, ya transcurrió prácticamente un año, 53 semanas, y él solamente recorrió 42 barriadas. Bastante floja para alguien que aspira a reemplazar a su jefe el año entrante y esperar a que Gauffín, rezando y rosqueando con medio centenar de punteros políticos, pueda tener una participación aceptable en su carrera por la intendencia, aunque para eso tendría que ser EL candidato del PRO y, por ahora, está bastante lejos de serlo ya que se baraja, para ese sector, una incorporación que lo dejaría fuera de toda posibilidad.

Lectores: 228

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: