Política
Ministro de Seguridad

Rápido de manos Cornejo

Abel Cornejo, ministro de Seguridad de Salta, demandó a un medio por sugerir que habría dejado algunos sobresueldos a cobrar en la Procuraduría.

Con una habilidad casi pugilística, el ministro de Seguridad arremetió contra un medio de comunicación local simplemente por decir que había dejado algunos sobresueldos a cobrar en la Procuraduría. En el mismo día en el que se dio a conocer la nota de tapa del diario “Chiquito”, su director recibió una carta documento en donde el funcionario, de puño y letra, le pide que se retracte o se atenga a las consecuencias legales. La seguridad de la provincia pasó a segundo plano.

Según el diario en cuestión, la salida de Abel Cornejo el año pasado dejó como saldo que muchos "alcahuetes" (como llaman a un grupo de aduladores del ahora ministro de Seguridad) cobraran una especie de "bono" en los días previos a las fiestas de fin de año, lo que ocasionó que el sueldo de estos trepara por arriba de los 600 mil pesos. Tal es así que el medio afirmó que, por los sobresueldos que habría encargado el entonces procurador, un fiscal cambió una camioneta, un alto mando del Cuerpo de Investigadores Fiscales (CIF) estaría finalizando la obra de su casa en un lujoso country en Valle Escondido, y las secretarias ya no quisieran ser tales, sino que buscan la forma de pisar cabezas y ascender por la fuerza a algún puestito de renombre.

Tal parece que, incluso, los actuales responsables de comunicación del Ministerio Público Fiscal (MPF), habrían sido salpicados por las acusaciones ya que "nadie sabe quiénes son y a qué se dedican". Entre ellos figura el ahora cabecilla del grupo y pareja de la ex líder devenida en coordinadora del Ministerio de Seguridad, Natalia Nieto, quien supo llevar las riendas de la gestión abelera en la procuración, con la seriedad y profesionalidad que la caracteriza. Ahora, el marido, todo lo contrario, y en esta tienen mucha razón los no beneficiados con las sumas de dinero que habrían dejado los funcionarios salientes. Diego Ferreyra es casi irreconocible, aquellos pocos que lo conocen tienen una mala imagen del nuevo "comisario" como lo denominaron dentro del grupo de empleados enfurecidos.

Según dicen las malas lenguas dentro del MPF, el reemplazante de Cornejo, Pedro García Castiella, se encuentra atado de pies y manos ante esta situación irregular que se presentó el pasado fin de año. Sin posibilidad de poner a gente de su confianza a trabajar a su lado, y sin chances de desentenderse de aquellos acomodados por Cornejo, no le quedó otra opción que huir despavorido hacia la provincia de Entre Ríos en donde pareciera sentirse muy a gusto y no querer volver por un buen tiempo. A esto se le suma a Castiella las resoluciones de contratación de abogados que, muy probablemente, no llegarán a cumplimentarse ya que el margen financiero con el que cuenta es escaso.

Ante la aparente imposibilidad de Castiella de reclamar algo al respecto, fueron varios los trabajadores de poco peso (político) que solicitaron una auditoría en el organismo, tal como lo hizo Cornejo al llegar, para controlar las sumas de dinero que se entregaron a los empleados favorecidos. Cabe destacar en este sentido que quienes se quedaron en el MPF son solamente los que habrían percibido este "premio consuelo" ya que los más favorecidos, habrían migrado junto al ministro a las filas de Seguridad y Justicia en donde hasta el hijo de una ahora alta funcionaria y ex productora de don Mario Ernesto Peña, habría beneficiado a un hijo con un cargo. Linda gente.

Lectores: 441

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: