Política
Un culebrón en General Güemes

Prostitutas VIP: el padre del intendente echó a la esposa de su hijo y a sus nietitos

Noelia Del Moral y Sergio Salvatierra, en tiempos mejores y de romance, hoy ya finalizado de manera escandalosa.

La historia sigue sumando atrocidades en contra de una joven madre y dos hijos menores de edad. Como había adelantado días atrás, ella y sus hijos vivían "de prestado" debido a que el alcalde de General Güemes y padre de las dos criaturas, Sergio Salvatierra, nunca se hizo de un espacio propio para sus retoños. Durante el fin de semana, y tras acusar a su esposo de gastar dinero de las arcas públicas en prostitutas VIP, la joven fue desalojada junto a sus hijos por parte del padre del jefe comunal.

En menos de una semana Güemes vivió unos días muy álgidos. Desde que la esposa del intendente local, Noelia del Moral, acusó a su marido de desviar recursos municipales para complacer necesidades sexuales propias, la joven no dejó de estar en boca de todos. Muchos, los auténticos vecinos, apoyaron a la joven que se animó a exigir de forma pública, a través de sus redes, el alimento para sus hijos. Otros, los menos, acusaron a la mujer de "resentida", "dolida" y "hacerse la Shakira" luego de su separación con el alcalde güemense.

Todos dijeron algo. Todos, menos Sergio Salvatierra. El intendente prefirió el silencio en esta oportunidad ante tamaña exposición y repudio generalizado por el abandono hacia su propia sangre. Ante la llegada de su cumpleaños, prefirió la bajísima exposición y se limitó a planear los festejos de su vuelta al sol, los que tuvieron lugar el pasado sábado 21. Llamativamente, ese día el regalo del intendente no habría sido algún elemento, sino más bien una petición.

Al parecer, al apagar las velas durante la madrugada del sábado, alguna divinidad injusta le concedió a Salvatierra una dosis de venganza: su padre, dueño de la casa en la que habitan sus dos hijos junto a su esposa, le pidió a la joven Del Moral que abandonara la casa; la echó, la desalojó. Sin tapujos, Sergio "Mini" Salvatierra, dejó en la calle a sus propios nietos, sin importarle que los mismos sufren abandono afectivo y económico por parte de su hijo, que es a quien debería reprender.

El domingo por la noche, al día siguiente del festejo del natalicio del alcalde, su esposa y sus pequeños hijos abandonaron la residencia de Salvatierra (P), llevando sus pertenencias en una camioneta de color negra, ante la mirada atónita de vecinos que expresaron su tristeza por lo ocurrido con la joven, a quien la amenazaron, censuraron y amedrentaron solamente por reclamar lo que corresponde para sus hijos, los que tiene en común con un intendente salteño a quien denunció por violencia y que, además, se presentará nuevamente en las próximas elecciones.

Lectores: 1508

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: