Panorama Político Salteño
El sillón más codiciado

Pensando en la Intendencia: José Gauffín se hizo soldado del Grand Bourg

El nuevo aspirante en la falta del gobernador Gustavo Sáenz. (Dibujo: NOVA)

Los intereses personales suelen llevar muy lejos a las personas. A muchas le conceden éxito, fortuna, prosperidad y una vida feliz luego de haber logrado cumplir los objetivos. Otros suelen chocar de frente con una pared de realidad, de la que pocas veces uno puede levantarse victorioso.

Dicen que la vida o el tiempo ponen a cada uno en su lugar, pero si uno no se mueve estará siempre en el mismo punto mientras el resto avanza. Acá es donde está la diferencia, al moverse se toma una decisión; ésta es la que traerá consecuencias.

El sillón que hoy ocupa la intendente de Capital, Bettina Romero, es codiciado por una decena de personas ligadas a la política. Entre este grupo de posibles aspirantes se podría nombrar a algunos ya conocidos como Eduardo Cattaneo, Gonzalo Quilodrán, Laura Cartuccia, Matías Posadas, Guillermo Kripper, Darío Madile y hasta Romina Arroyo.

Todos ellos manifestaron en alguna ocasión no tan lejana, el querer suplantar a la actual jefa comunal de la capital salteña, y algunos se atrevieron a llevar ese deseo a límites muy difíciles de sostener y, sobre todo, de retrotraer.

Uno de ellos, tal vez el más impensado, demostró en las últimas semanas ser uno de los alfiles del Grand Bourg para sumarse al frente antibettinista que conforman varios sectores que, curiosamente, disputarán entre sí la carrera hacia el CCM en 2023. José Gauffín, concejal electo por el macrismo salteño, hoy es uno de esos que solamente ven la paja en el ojo ajeno, en vez de trabajar y gestionar en pos del bienestar de la sociedad.

Claramente Gauffín no llegó solo. El Ingeniero aprovechó la “volada” que tiene gran parte de la ciudad que comulga con las ideas de Alfredo Olmedo, al igual que lo hizo en 2019 el actual presidente de Recursos Energéticos y Mineros de Salta SA (REMSA) Alberto Castillo. Ambos resultaron ser los candidatos más votados en sus elecciones, y ambos le deben su puesto a un infravalorado “Yellow Jacket” que fue el artífice de que, durante el 2021, el frente Juntos por un Cambio se llevara bancas a nivel provincial y, más aún, nacional; colocando a Carlos Zapata, hombre de su completa confianza y presidente de su partido, Ahora Patria, en el Congreso.

Ahora, empoderado tras el resultado eleccionario, Gauffìn no duda en arremeter contra la gestión municipal actual con la intención de atraer agua hacia su molino y tratar de formar esa imagen de “salvador” que suelen crearse los políticos. Pero, una pregunta en este caso es obligada. ¿Quién es José Gauffín en realidad?

La respuesta es muy sencilla: un simple concejal de los 343 que hay en toda la provincia. Aunque hoy ostente el cargo de vicepresidente primero del cuerpo deliberativo, no tiene la facultad ni la potestad de tomar decisión alguna, más que pilotear las sesiones si a Madile se le ocurre ir al baño o a estirar las piernas.

Lo cierto es que, a pesar de los esfuerzos por lograr encajar dentro de la cúpula del PRO a nivel nacional, ya que provincialmente se desarmó, fue intervenido, su máxima referente falleció hace poco tiempo y otros exponentes hoy comulgan con el oficialismo; solamente puede presumir tener como coach al hermano de un dirigente cercano a Horacio Rodríguez Larreta, y de haberse fotografiado alguna vez con una lúcida Patricia Bullrich.

De ahí en más, de gestión, de solución, de prestigio o de trayectoria, no hay nada para destacar. De tanto pensar en la intendencia, más directa que indirectamente, José se hizo soldado de algunos dirigentes del Grand Bourg. De seguir así, al menos premio consuelo habrá.

Lectores: 229

Envianos tu comentario