Política
Paula Benavides

Ojitos claros, planes oscuros

En la sesión del Concejo Deliberante del último miércoles, Paula Benavides sostuvo, con mucha vehemencia, que Salta era la séptima ciudad del país con mayor índice de siniestralidad vial.

La edil por capital que renovó banca junto al partido de Bernardo Biella (quien por cierto ya inició con las pintadas para la elección de su hermano el año próximo), busca a toda costa tomar protagonismo en la ciudad para aspirar, a partir de 2023, a una banca un poco más "acorde" al salario que pretende ganar, y por supuesto a la participación que le gustaría tener. Como concejal capitalina, lo único que puede hacer la vicepresidenta segunda del cuerpo es criticar por hobbie a la Municipalidad, sus obras, y decisiones que se toman. Aunque, a veces, ese afán por querer hacer quedar mal a los demás, les termina costando un grosero error como el que tuvo horas atrás.

En la sesión del Concejo Deliberante del último miércoles, Paula Benavides sostuvo, con mucha vehemencia, que Salta era la séptima ciudad del país con mayor índice de siniestralidad vial. Dato alarmante, claro que sí. Sobre todo, teniendo en cuenta la cantidad de víctimas que se suman cada mes a un triste ranking, y que no deja de doler menos a cientos de familias que deben despedir de una forma inesperada los restos de sus seres queridos.

Pero un dato no debe nublar el juicio de la gente, y mucho menos de quienes dicen representarnos. Los elegidos por el pueblo, con la buena plata que reciben por sesionar una vez a la semana y pasarse de campaña el resto del año, deberían de elegir mejor a sus asesores y no arrojar cifras como si del ciclo de Sin Codificar "Hablemos Sin Saber" se tratase. Lo cierto es que Salta no es la séptima ciudad con más accidentes del país, sino lo séptima provincia, lo cual es muy distinto señora concejala.

Resulta que, como bien lo manifestó en la sesión del miércoles en el momento de Homenajes y Manifestaciones, y mientras no quitaba la mirada de la cámara que transmitía la sesión en vivo (en vez de hablarle al presidente del cuerpo, que estaba más desdibujado que de costumbre), la edil sostenía que los índices que ella mencionaba, radicaban de estadísticas oficiales del año 2021 aportadas por la Agencia Nacional de Seguridad Vial. Dicho informe es de caracter público y se basa en datos aportados por la Dirección de Seguridad Vial de la provincia, dependiente del Ministerio de Seguridad y Justicia.

Dichos datos, no discriminan entre los casi 1300 municipios con los que cuenta toda la Argentina, sino que se basa en los 24 distritos más representativos (23 provincias y Capital Federal). Por esto mismo, es que no se puede afirmar tan livianamente que el resto de ciudades grandes tienen menores índices de siniestralidad.

A todo esto, se suma el pedido de más políticas de prevención de siniestralidad y la crítica tras la no instalación de las cámaras de fotomultas el año pasado. Lo que tal vez no recuerda Ana Paula, entre tantas cosas, es que ella fue de las primeras en criticar la instalación y en pedir que no se lleve a cabo el convenio entre la Municipalidad y una empresa privada. Que una mirada no engañe, el foco está en otro lado.

Lectores: 247

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: