Política
Arde Tartagal

No era por Mario, era por Matías...

Mario Mimessi y Matías Monteagudo.

La pelea que tuvo lugar hace dos semanas en la para nada tranquila Municipalidad de Tartagal, que involucró a dos funcionarias del intendente radical Mario Mimessi, siguen calando hondo en la vida política de la ciudad norteña. Tras el episodio iracundo, una de las involucradas afirmaba que saldría del gabinete tras la exposición innecesaria y las burlas de sus pares. Finalmente decidió continuar tras el pedido del jefe comunal para que no se armara un escándalo de mayores magnitudes. Ahora, se conoció otro trasfondo que, aunque diferencian al actor principal y causante de la gresca, tiene los mismos tintes amorosos.

Resulta que no era una pelea por el "cariño" o la preferencia del intendente Mimessi, sino que el problema lo vienen arrastrando, y aguantando, desde hace algunos años atrás cuando ambas mujeres habrían competido por el amor de uno de los alfiles del alcalde norteño, hoy legislador provincial por el departamento San Martín. La hoy directora de la Mujer y Diversidad, supo ser pareja de Matías Monteagudo. Ambos eran conocidos como los fitness, hace ya una década, ya que ambos se dedicaban por ese entonces al fisicoculturismo.

Un engaño amoroso, o un desencuentro amoroso entre ambos como intentaron llamarlo, terminó con la relación cuando el aspiraba a llegar a la banca del Concejo Deliberante tartagalense. De hecho, todo quedó "entre amigos" (ya que así les gusta llamarse por esos lugares) ya que se rumorea que el tercero en discordia fue otro actual legislador y compañero de bancada. Ahí es donde entraría la ex concejal y hoy secretaria de Gobierno a merodear por las mieles del fisicoculturista engañado.

Desde ahí nació una especie de enemistad entre ambas mujeres, quienes sí tuvieron su respectivo acercamiento al jefe comunal, y a pesar de intentar disimularlo derivó en el incidente de semanas atrás. Sabido es en el norte que ambas tienen muy mal carácter, sobre todo para dirigirse hacia terceros, y peor aún si son subordinados. El enfrentamiento ya fue tratado por distintos medios, e intentado ser tapado por los amigos de Mimessi. Lamentablemente lo único que vuela rápido en Tartagal, aparte de los Aedes Aegyptis son los chismes, y de esos llegan un montón.

Lectores: 217

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: