Política
Tal para cual

Mimessi no le pidió a Petovello mercadería para Salta

El ex intendente Mario Mimessi dejó pudrir alimentos cuando comandaba las riendas de Tartagal.

Como si en la provincia no existieran necesidades, el ministro de Desarrollo Social local rechazó formar parte del documento en el que funcionarios de su mismo rango de otros distritos, exigen a Nación la entrega de los escandalosos alimentos acopiados. Claramente esto no pasó desapercibido y desde el norte recordaron la vez que el ex intendente Mario Mimessi dejó pudrir alimentos cuando comandaba las riendas de Tartagal.

Ya hablamos de esta persona en reiteradas ocasiones. En su paso como jefe comunal radical prometió mejoras y cambios que nunca llegaron a la ciudad norteña. Su sucesor, quien tampoco hizo mucho hasta el momento, supo decir en campaña que por culpa del "Gato", apodo con el que se identifica al hoy funcionario provincial, Tartagal había vuelto a ser la capital del piquete debido a los constantes reclamos en contra de su gestión.

Entre esos reclamos estaba la asistencia social. Un organismo tan deficiente en la gestión mimessista a cargo de Victoria Bonillo, que en vez de velar por los vecinos, terminó siendo la caja con la que el radicalismo gobernante abasteció sus filas para las campañas del 2021 y 2023. Se perseguía a trabajadores a través de Desarrollo Humano, se estafaba a mujeres víctimas de violencia de género a través de coimas con el programa Acompañar, y se acopiaba mercadería para ser utilizada como dádivas en época electoral.

Fue una diputada y ex funcionaria del tartagalense la que recordó días atrás, en una entrevista radial, el lamentable hecho que protagonizó el ex alcalde norteño. "En Tartagal el exintendente dejó vencer un depósito completo de mercadería antes de las elecciones" acusó Mirtha Miller. Y sobre esto hay un pedido de informe remitido desde el Concejo Deliberante de esa localidad, que nunca fue respondido por el hoy ministro, en donde se solicitaba información sobre la adquisición de más de 20 mil bolsones alimentarios (módulos), hecho ocurrido días antes de la derrota electoral frente a Franco Hernández.

Ahora, llamativamente, Tartagal está peor en materia de asistencia. Todos asienten en que se trata de una venganza de Mario contra su propio pueblo que le dio la espalda en las urnas. Miller informó que cuando ella era funcionaria, y su ex jefe estaba en buenos términos con los funcionarios de provincia, era constante la asistencia de provincia al municipio con los módulos focalizados para ser entregados en comunidades originarias del municipio, representando una ayuda importante a la hora de luchar contra la desnutrición que se cobra varias vidas al año.

Hoy, al no coincidir Mimessi y Hernández Berni, los bolsones dejaron de llegar a la municipalidad para llegar a cuentagotas a las comunidades, entregados por viejos funcionarios del radical que siguen viviendo del Estado, y que reparten los mismos a punteros barriales o comunales en vez de que intervenga el municipio como se hizo históricamente. Llamativamente, se está cumpliendo una amenaza realizada tiempo atrás por uno de los mejores amigos de Mimessi, Santiago Vargas, quien dijo que, si el actual alcalde no rendía tributo, prácticamente, al actual ministro, iban a sufrir consecuencias.

Lectores: 255

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: