Política
Intendente de Tartagal

Mimessi lanzó su campaña obligando a municipales a asistir a un almuerzo

El intendente de Tartagal, Mario Mimessi, asediado por los comentarios que relacionaban a su persona con una posible candidatura a la vicegobernación de la provincia, decidió mostrar su "poderío" con un masivo acto.

El intendente de la localidad de Tartagal, Mario Mimessi, asediado por los comentarios que relacionaban a su persona con una posible candidatura a la vicegobernación de la provincia, decidió este domingo mostrar su "poderío" con un masivo acto llevado a cabo en las instalaciones del Club Círculo Argentino de aquella ciudad del norte salteño. Al acto asistieron diferentes personalidades como diputados y concejales aliados a su gestión, periodistas denunciados por corrupción en su municipio mientras eran funcionarios de su gabinete, y amantes maestras de jardines de infantes.

Con banderas, bombos y muchos carteles de apoyo al jefe comunal, se pudo ver a mucha gente acompañando y aplaudiendo mientras el intendente realizaba un discurso cargado de mensajes hacia quienes son críticos con su gestión. Entre gaseosas de marcas dudosas, y guiso de lentejas cargado de papas en bandejas plástico y manteles rojos y blancos, funcionarios municipales se mostraron sonrientes junto a casi 1500 "militantes" que vestían, muchos de ellos, remeras con el apellido "Mimessi" grabado y la típica gorra con la "M" en un círculo con los colores radicales.

A pesar de la algarabía que mostraban los mimessistas en el acto, se notaban muchas caras largas, muchas, tal vez la mayoría. Una breve encuesta entre los asistentes arrojó un dato muy alarmante, que deja a la vista de todos el apriete con el que el "Gato" se maneja con sus empleados municipales, a quienes distintos funcionarios los obligaron a asistir bajo amenazas de recibir serias represalias si se negaban a ir a aplaudir al jefe comunal en tan importante evento.

Entre los apuntados de ser los heraldos de Mimessi se encontraban el contador Sergio Jure, titular de la Secretaría de Hacienda; Vanesa Sánchez, secretaria de Relaciones Institucionales, ex periodista y propietaria de una radio FM que recibe pauta del municipio y provincia (además de ser esposa de un empresario de computación que provee de equipamientos a la comuna); y la encargada de los Servicios Públicos y convocadora serial de empleados a actos proselitistas, Mirtha Miller.

Además de los empleados y funcionarios municipales que aplaudían, también estaban entre el público el grupo de las “mimossas”, un par de maestras jardineras bien cariñosas con don Mario y su pandilla, al punto tal que en Tartagal se habla abiertamente de que una de ellas sería, por lo menos, el amor fugitivo del jefe comunal que, a modo de retribución, le hizo techar el jardincito “para el bienestar de las criaturas”. Una “masa” de intendente.

Lectores: 428

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: