Política
Feriado autoimpuesto

Milagro es que laburen: legisladores vagonetas y un desesperado por entrar

A pesar de no trabajar por el Milagro, sí participarán de la nueva modalidad de procesión, esperando junto a otras autoridades a las imágenes en el Monumento 20 de Febrero, donde el Cristo en la cruz los mirará de reojo.

La llegada de las festividades en honor al Señor y la Virgen del Milagro en Salta sirven, por estos días, para intentar tapar la realidad que se vive en una provincia que consternó el ambiente político hace un mes, y volvió a repetirlo el último domingo con las elecciones para cargos legislativos nacionales. Pero no solamente para ser una cortina, muchos aprovecharon el Milagro para ni siquiera trabajar, a pesar de que lo hacen de forma virtual. Ellos y ellas, los y las diputadas provinciales y concejales capitalinos, seguramente aprovecharán para estar en el palco principal, golpeándose el pecho con rosario en mano; pero dicen que a muchos les suena hueco.

Con motivo del “feriado” por el Triduo, los diputados provinciales, y concejales de la Ciudad de Salta, resolvieron no sesionar ni este martes en la legislatura, ni tampoco este miércoles en el recinto de avenida Líbano. Llama la atención, sobre todo de los primeros, que sesionan de forma remota, es decir virtual, que, dicho en otras palabras, es laburar desde la comodidad de sus casas. Al parecer la preocupación y el entusiasmo por la renovación del Pacto de Fidelidad con los santos patronos no deja concentrar a nuestros legisladores, que perciben mensualmente más de 300 mil pesos. En cambio, los comunes, los hijos de vecinos, sin cargos en ningún lado, siguen rebuscándoselas diariamente.

Otros que decidieron pegar el faltazo al igual que los legisladores, fueron los concejales capitalinos. Es que directamente suspendieron la sesión del miércoles (día de la procesión a la que no podrá asistir la gran mayoría de los salteños por las restricciones del COE) en lugar de reprogramarla y así cumplir con las pocas obligaciones que tienen antes de abandonar, la mayoría, su banca antes de fin de año. Llamativamente, a pesar de no trabajar por el Milagro, sí participarán de la nueva modalidad de procesión, esperando junto a otras autoridades a las imágenes en el Monumento 20 de Febrero, donde el Cristo en la cruz los mirará de reojo.

Días atrás te contábamos de la amarga espera de un legislador provincial, devenido en oficialista, por ser integrante del gabinete de Gustavo Sáenz. Desde la partida de (Matías) Posadas, se corrió la posibilidad de que Javier Diez Villa fuera su reemplazante, pero a casi un mes del alejamiento del líder del Frente Plural del cargo de Secretario General de la Gobernación, ese sillón sigue vacante. El domingo pasado, el mandatario afirmaba que podría haber futuros cambios dentro de su gabinete, y eso esperanzó al diputado. Pero desde el riñón del saencismo aseguran que el pololo de Romina Arroyo no sería tenido en cuenta debido a su pasado romerista. En su lugar, quien asoma dispuesto a ocupar cualquier cargo que le ofrezcan (y si tiene un sueldo de seis cifras mucho mejor), es el dirigente de apellido griego aunque de dudosa procedencia, Sócrates Paputsakis. Semanas atrás, ya intentaron aprovechar el descontento general por el paro docente para sondearlo como reemplazante de Matías Cánepa en Educación, pero sigue midiendo lo mismo que cuando se presentó para ser concejal hace un mes y quedó más que afuera. Y quería ser intendente el chango…

Lectores: 148

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: