Política
Pese al malestar colectivo

Mercadería robada: la Justicia sigue durmiendo con los aliados de los Romero

Emilio Fayón, primo de Bettina Romero y sobrino (in)directo del ex gobernador y todavía senador nacional Juan Carlos Romero.

Pese al malestar colectivo y la indignación que causó la noticia de que un primo de la de la ex intendenta y sobrino del senador nacional tuviera mercadería acopiada en un galpón de su propiedad, dos de los principales responsables siguen sin ser citados por su responsabilidad en el manejo de los fondos municipales. Pasa el tiempo, la memoria es frágil, y los culpables siguen como si nada hubiera ocurrido.

Aunque deberían estar imputados hace varias semanas, Aroldo Tonini y Silvia Varg de Nioi continúan con su vida normalmente pese a ser señalados tras el escándalo de la mercadería que, por el momento, solo tiene a dos personas complicadas: el ex subsecretario de Asistencia Crítica, Emilio Fayón, primo de Bettina Romero y sobrino (in)directo del ex gobernador y todavía senador nacional Juan Carlos Romero; y su ladero, Andrés Nux.

Fue la propia ex jefa comunal quien, en una entrevista radial, puso las manos en el fuego por sus colaboradores de confianza y ex funcionarios. Bettina afirmó que ellos no tenían nada que ver en el robo/hurto de mercaderías de galpones municipales, y culpó solamente a su familiar. Llamativamente, y aunque anunciaron que iban a ir contra la jefa inmediata de Fayón, desde la Justicia decidieron no imputar a los laderos del romerismo.

El motivo se desconoce, pero todo indicaría a que se apuesta al olvido colectivo de la causa, que suele ocurrir frecuentemente cuando hay personalidades de poder en el medio, esperar a que las aguas se calmen y hacer zafar a Tonini y Varg, frizándolos por algunos meses. Por otro lado, Fayón, quien también se llamó al silencio en las últimas semanas, sería quien absorba las culpabilidades junto a su socio de chanchullos, Nux, bajo promesa simple, de palabra, y pacto de caballeros, de que no embarraría la cancha y dejaría la imagen familiar lo menos sucia posible.

Llama la atención la lentitud de la fiscal Ana Salinas Odorisio que, si algo no le cuesta ni un poco, es el citar a diferentes protagonistas para darles la novedad de la imputación en cientos de causas que tiene bajo su órbita. Algunos optimistas confían en que, una vez que asuma Marcelo Moisés la presidencia del Foro de Intendentes, muchos “protegidos” podrían pasar a ser acusados formalmente por diferentes cuentas en la Justicia, entre ellos Romero, Folloni y, claro, Sergio “El Topo” Ramos.

Lectores: 269

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: