Política
Diputado provincial y ex periodista

Más solo que Eskeletor en el día del amigo: Valenzuela busca refugio con Morello y Assennato

Adrián Valenzuela, el ex Chico Malo del periodismo salteño, empezó con el operativo "reelección con de todo" haciendo su programa en uno de los barrios más grandes de la ciudad de Salta.

En este caso no vamos a hablar del amor por las personas físicas, no. Por lo menos en la columna de este lunes. Sino que nos referimos a un amor de esos que no pueden explicarse, que cuesta entender, que pueden fluctuar con el correr del tiempo, pero que, al fin y al cabo, te hacen volver. El diputado provincial por la Capital y ex periodista, arrancó la campaña junto a los muchachos de Libres del Sur que de libres tienen lo mismo que Carlos Morello, su cabecilla, de indigente que antes cortaba calles todas las semanas pidiendo comida.

Sumido en el olvido mediático, ya que su radio no levanta cabeza desde que incursionó en política allá por el 2017, y que su actividad como político es tan deplorable como el sueldo que suele pagarle a los empleados de su medio; Adrián Valenzuela, el ex Chico Malo del periodismo salteño, empezó con el operativo "reelección con de todo" haciendo su programa en uno de los barrios populares más grandes que tiene la ciudad de Salta.

La modalidad de la radio en distintos puntos ya la supo hacer anteriormente, y no precisamente en época de campaña. Pero lo que ocurrió este fin de semana dejó plasmada la intención proselitista de llevar al "Chico Malo en tu barrio". Fue Morello, líder de Libres del Sur - Barrios de Pie, quien contaba el sábado en Twitter la gran hazaña de realizar la feria popular en la zona sureste. Dicha feria, vale remarcar, funciona como un evento sin demasiado control, perjudicando a comerciantes de los barrios donde se desarrolla ya que llevan productos obtenidos mediante los programas sociales de Nación (como el de la carne a precio más bajo, aunque de calidad mucho menor), mercaderías provenientes de bolsones, y otras donaciones que son vendidas por supuestos "emprendedores" que no son más que soldaditos del rector de UPATECO.

Si los pronósticos se cumplen, a Valenzuela la única opción que le quedaría para presentarse como cabeza de alguna lista es la de aunar fuerzas con Carlos Morello, Matías Assennato y compañía, para que lo incluyan en su partido político de cara a las elecciones del año que viene. Sabido es que el ex periodista no está en los planes de los saencistas para integrar alguna de las listas fuertes dentro del oficialismo en 2023, por lo que, si no acepta una candidatura en cuarto o quinto término, deberá buscar ayuda junto a LDS o Memoria y Movilización de David Leiva, con quienes ya compartió campaña cuando fracasó en su intento por ser senador provincial junto a Juan Manuel Urtubey.

Con una actividad legislativa notablemente limitada, sin proyectos que hayan sido trascendentes, con declaraciones sin sentido más que el de llegar a la tribuna como el de solicitar a GASNOR que atienda al público de forma presencial, pero sin realizar presentaciones legales para que la empresa sea realmente intimada por el Estado o la Justicia, Adrián empieza a despedirse de su carrera política, por las dudas, aunque no escatima en gastos para poder seguir penetrando de algún modo en los vecinos con estrategias ya desgastadas: Una costosa transmisión desde la calle, una esquina de algún barrio en la zona sureste y entregar premios de canjes de su radio. Otro día hablamos de otros amores y de los AP.

Lectores: 150

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: