Martín Vestiga
Una producción de NOVA

Martín Vestiga y la vuelta de Monseñor a la Cámara

Tito Rosca, fiel informante y a su vez el peor enemigo de Martín Vestiga. (Dibujo: NOVA)

Después del sacudón que tuvo la Cámara de Diputados con el escándalo Orozco-Cornejo, decidí darme una vuelta después de mucho tiempo por la Legislatura de Salta.

Estos ambientes son más del estilo de mi peor enemigo, Tito Rosca. Luego de bajar del colectivo en Plaza Güemes y cruzar calle Mitre para ingresar, me dijeron que el acceso era por la puerta secundaria, la de atrás. Pensé a lo mejor en una animosidad contra mi persona, pero solo es cuestión protocolar. Ya ingresando a la "casa del pueblo", un legislador me saluda:

- ¡Eh Martín! ¡Tanto tiempo! ¿Venís a buscar material?

Rápido en reflejos, atiné a asentirle con la cabeza mientras me estiraba la mano para saludarme con el puño. Al acercarme me susurró con su voz malvada: "te tengo una... no sabés quién vuelve".

Curioso como siempre, me prendí de la conversación con el nefasto personaje debajo de una palmera en el Paseo de la Democracia, esa plaza remodelada por el Indio Godoy en el ocaso de su presidencia. "Vuelve Monseñor, sonaron unos cuantos" contó con cierto entusiasmo el vallisto en cuestión al tiempo que me explicaba cómo era la cuestión.

Resulta que, tras el escándalo con la casi renuncia días por los dichos de Orozco en el recinto, y por las constantes críticas de un "oficialista" como Daniel Sansone, desde el Grand Bourg tendrían en mente una jugada que mataría varias palomas de un solo hondazo.

Primero, el "Monseñor" que volvería no es Cargnello, quien sigue siendo buscado por zamarrear a una monjita; sino que sería Matías Cánepa quien está, al parecer, de licencia en la Cámara de Diputados, cargo que dejó al asumir como Ministro de Educación.

Con la vuelta de Cánepa hacia el sector que más le favorece, quien se va de rompe y raja es Sansone que pasará a criticar desde su corralón.

Quitando a Cánepa del ejecutivo con la excusa de "oxigenar" el gabinete, y sin Sansone en la Cámara, la otra víctima sería la hija del hoy legislador, Sabrina, quien acumula constantes quejas por sus enfrentamientos con los artistas de toda índole.

- "Che, ¿y desde cuándo sería?", le consulté a mi nefasto interlocutor.

- "Dicen que ahora, en mayo" dijo al tiempo que salió al trote hacia el recinto porque solo había salido para "fumarse un pucho".

Lindo problemita se viene.

Lectores: 265

Envianos tu comentario