Información General
Fuerte tirón de oreja

"¡Manga de bolú...!": el duro reto a Ceci Allemand y Javier Lamas por sus vacaciones

Javier Lamas y Cecilia Allemand.

Días atrás te contábamos en este mismo espacio, sobre el viaje topisimo que realizó el matrimonio que dirige Prensa del Gobierno al vecino país de Brasil, en donde recibieron el año nuevo vestidos de blanco a la vera de una piscina de algún hotel costero. Tal parece que esa nota causó molestia en los ex Canal 9 porque habrían recibido la reprimenda de un alto funcionario que les tiró la oreja con andar ostentando los lujos a través de las redes sociales.

No eran Santi Maratea o Lali Espósito. Tampoco se trataba de artistas de renombre o algún influencer de medio pelo; bah, uno de ellos sí. El matrimonio Javier Lamas - Cecilia Allemand, esos tiernos funcionarios que atienden sonrientes las llamadas de periodistas, aunque nunca gestiones una de las entrevistas que les solicitan, mostró el paso a paso de sus vacaciones en Brasil, a donde llevaron al "nene" a pasear en familia. Desde que salieron de Salta, hasta pasar la frontera, escalar acantilados y subirse a algunos barcos costeros; todo plasmó la familia en Instagram y esto no pasó desapercibido.

Tras conocerse las vacaciones que iniciaron desde el año pasado, ostentando lujos que pocos trabajadores "normales" podrían darse en vida en una Salta sumida por la pobreza que también causan las políticas nacionales; no cayó muy bien en la gente, ni en el gobierno, que dichos funcionarios, acompañados de su hijo, el influencer frustrado Juanchi Lamas, presumieran de la lujosa vida que llevaron por un par de semanas.

De hecho, el tema causó tanto estupor en el círculo rojo, que habría sido el propio ministro de Gobierno, Ricardo "Pinocho" Villada, quien llamó al secretario de prensa, Javier Lamas, para darles un tirón de orejas a él y su familia. "Manga de boludos, se tiran un pedo y lo publican, van al baño y publican. Parece que no entienden todavía que este año está jodido" le habría recriminado el funcionario de mayor rango a sus súbditos.

El reto no pasó desapercibido por la pareja de funcionarios que, sin mediar palabra y aún con la cabeza gacha, borraron las postales subidas en Instagram, aunque dejaron algunas generales como para que no sea tan obvio el moco que se mandaron. Así es que ya no están accesibles las fotos de toda la familia en la playa, con tabla de surf y arriba de algún velero, o tomando un trago, y solo se limitaron a dejar algunas sin mucho paisaje de fondo. Para renegar con esta gente.

Lectores: 960

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: