Política
Peligro de fuga

Le prohibieron al intendente de Rosario de la Frontera, y a su hermana, que salgan del país

La orden fue solicitada por un fiscal del sur provincial ante la investigación por corrupción que se lleva en contra del jefe comunal rosarino.

La orden fue solicitada por un fiscal del sur provincial ante la investigación por corrupción que se lleva en contra del jefe comunal rosarino, Gustavo Solís. El año pasado, su hermana, Carolina Solís, fue detenida por la policía tras entorpecer la labor de los investigadores e intentar direccionar el testimonio de testigos claves para la causa.

No se sabe a ciencia cierta si Gustavo Solís tenía en mente irse de Argentina; todo puede ser. Sobre todo si en las arcas personales se encuentran varios millones que fueron "desaparecidos" de la comuna, o son producto de actos de corrupción, como los hechos que se le imputaron al jefe comunal sureño, y por los cuales está esperando fecha de juicio en la Justicia ordinaria.

Por las dudas, y en realidad porque hay serias sospechas de que pudiera fugarse del país para evadir el proceso que podría condenarlo por corrupción; el fiscal Nicolás Rodríguez, le solicitó al juez de Garantías de Metán, Mario Dilascio, que tome las medidas necesarias para evitar cualquier tipo de sorpresas con Solís. Ante esto, el magistrado ordenó la prohibición de salir del país no solamente al jefe comunal, sino también a todos los implicados en la causa por fraude a la administración pública.

Entre los imputados, está Carolina Solís, hermana del intendente y secretaria de Hacienda del municipio. La misma, fue detenida el año pasado cuando intentó entorpecer la investigación, comunicándose por WhatsApp con testigos, intentando direccionar las declaraciones. Este asunto, aún sigue pendiente y se prevé que sea expuesto en el juicio general.

¿Qué les puede pasar si no cumplen la medida? Primero que nada, el intendente y sus secuaces caerían en el delito de desobediencia judicial, por lo que se podría solicitar su inmediata detención, aí se encuentre en un país limítrofe como los cercanos Chile, Bolivia o Brasil, este último destino muy visitado por las altas esferas de la administración pública provincial.

Este cachetazo judicial se da a semanas de iniciar formalmente la campaña electoral 2023, en donde Solís buscará renovar nuevamente su cargo de intendente de Rosario de la Frontera. Este accionar de la Justicia, solamente despierta más dudas en sus electores, aunque la estrategia de Solís es victimizarse, aduciendo que, al ser uno de los pocos intendentes opositores dentro de la provincia, sufre algún tipo de persecución.

Lectores: 477

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: