Política
Limpios para “jugar” los muchachos

Las influencias de Abel Cornejo le armaron un "carpetazo" a Orozco que lo acusó de "violín"

El diputado provincial de Rosario de la Frontera, Gustavo Orozco mantiene una reñida lucha con el ministro de Seguridad de Salta, Abel Cornejo.

El ministro de Seguridad que amagó con irse del Gobierno la semana pasada, es el principal sospechoso de una serie de ataques que viene sufriendo el diputado por Rosario de la Frontera, con quien mantiene una reñida disputa desde hace varios meses. Casualmente, el martes pasado en la sesión de la Cámara de Diputados, el ex comisario reveló denuncias que tendría el ex procurador y éste último amenazó con pegar el portazo si no recibía apoyo de la bancada saencista.

Tras ese episodio de "me voy, no me voy", el diputado denunció públicamente que, desde el Ministerio Público Fiscal, estarían buscando inculparlo en causas de vieja data, muchas de las cuales ni siquiera tendrían una denuncia radicada en su contra. De hecho, antes del fin de semana Orozco mismo anunció que su abogado defensor presentaría ante la Justicia local un Habeas Data para resguardarse de cualquier tipo de acción malintencionada que pudieran realizar contra él, y así proteger sus datos.

Es que, visionario el muchacho, en pleno Día del Trabajador el equipo de prensa del Ministerio Público Fiscal, hoy liderado por la funcionaria ultra isista, Marcela Pérez (ex secretaria de prensa de la Municipalidad de Salta y empleada de un grupo empresarial mediático ultraoficialista), decidió dejar de lado el festejo, agasajo, y copetín que mantenían en el feriado, para subir una nota a la web oficial del organismo en donde se adelantaba que Gustavo Orozco, y otro grupo de justicieros auxiliares de la ley (policías, en otras palabras), serían citados a una audiencia de imputación por posibles delitos cometidos en épocas de televisores en blanco y negro.

Durante la mañana del lunes, Orozcoapuntó contra el gobierno provincial y aseguró que el todavía ministro de Seguridad y Justicia, Abel Cornejo, intenta mediante sus influencias (hasta noviembre estuvo al frente del Ministerio Público Fiscal, siendo jefe de todos los fiscales provinciales), armarle causas las cuales datan desde hace más de 6 años. "Hoy quieren imputarme 4 causas inconsistentes, que las armaron a base de testimonios comprados, sin ninguna prueba fehaciente en mi contra. Ante esto, el día viernes anuncié que en las próximas horas interpondré un recurso de Habeas Data. Estas causas dicen ser del 2014/2015, ¿no es raro que, ignorando todos los plazos procesales, siete años después recién reactiven lo ya caducado? Si estas son las consecuencias de querer lograr la verdad a través del pedido de rinoscopia, de sacar a la luz los malos manejos y la acusación de violencia que pesa sobre el ministro de Seguridad; las afrontaré como el hombre limpio y transparente que siempre fui. Pero les pido que sea contra mí, y no arruinen y lastimen familias por su afán de sacarme del juego" afirmó el legislador en parte de su descargo en redes sociales.

El planteo del legislador no es menor. Este “carpetazo” que se está armando en su contra se da a menos de una semana de aquella sesión en la que se despachó contra el ministro Cornejo en la Cámara de Diputados en donde afirmó que el actual funcionario del Gobierno, tiene en su haber procesos penales pendientes, entre ellos una causa por abuso contra una mujer. Esto desencadenó la casi renuncia del ex procurador quien, tras reclamar la falta de apoyo por parte del oficialismo provincial, recibió el espaldarazo del sector más duro.

Lectores: 489

Envianos tu comentario