Panorama Político Salteño
Haciendo cuentas

La desesperación se apoderó de Estrada y ya no ve tan asegurada la victoria en noviembre

Emiliano Estrada, candidato a diputado nacional. (Dibujo: NOVA)

Las “cómodas” elecciones que se disputaron en el mes de septiembre, en donde el elegido por los oficialismos provincial y nacional resultó siendo el candidato más votado, actualmente presenta un panorama totalmente distinto.

Con el fuerte apoyo que reciben sus contrincantes como Carlos Zapata o Felipe Biella, y sin el apoyo pleno de todo el kirchnerismo local, peligra el podio para el joven economista que, por las dudas, recorre sin descanso la Provincia con tal que la gente se memorice su rostro; aunque cantidad no es necesariamente sinónimo de calidad.

Tan solo en las últimas semanas se pudo ver a Emiliano Estrada, candidato a diputado nacional, en distintos puntos de la Provincia. Su cara ya está por todos lados. En Salta levantan una piedra y hay un folleto de él. Los dejan incansablemente todas las semanas en las puertas de las casas.

Durante los 16 días que van de octubre, ya se lo pudo ver en Cachi, hablando con jóvenes y adultos mayores a la intemperie y bajo el frío viento del Valle Calchaquí que paspa las mejillas. De allí paseó por Seclantás junto al intendente, visitó a productores en General Pizarro, participó de un encuentro en Apolinario Saravia y Las Lajitas.

Llamativamente, aunque en cada uno de sus tuits, o los que les redacta su CM, Estrada pone el hashtag #HagamosCosasDiferentes, lo cierto es que nada de lo que hace se desprende de la tradicional forma de hacer política en la Provincia.

En su afán por captar la atención del público joven, ese que lamentablemente en la actualidad perdió el interés por votar o simplemente no está lo suficientemente informado como para saber por quien sí o no, Emiliano empezó un peregrinaje por cuanta institución educativa, pública o privada, le abra las puertas con la excusa de presentar un libro de su autoría, “Salta Productiva”, en donde el ex ministro de Economía de la Provincia pretende establecer puntos de acuerdos que generen un ámbito de debate sobre la Salta productiva que se quiere y hace un análisis de la crisis desatada a fines de 2018; cuando él era funcionario casualmente.

A pesar de todo esto, de contar con el apoyo del ejecutivo provincial y los recursos enviados por Nación para su campaña, a pesar que no hay calle transitada en Salta que esté libre de sus carteles, a Emiliano se lo nota preocupado. El desgaste del gobierno de Alberto Fernández tras los escándalos con la fiesta en Olivos en plena pandemia, la renuncia de funcionarios, o la liberación repentina de actividades que estaban restringidas por la pandemia a pesar que sigue habiendo casos diarios de Covid-19, le estarían jugando una mala pasada al ex urtubeycista.

Se suma a esta preocupación la fuerte campaña que realiza la otra fuerza mayoritaria en la provincia, Juntos por el Cambio, quienes tienen entre sus filas a dos personas con amplia aceptación dentro de la gente: Juan Carlos Romero y Alfredo Olmedo. Casualmente, son éstos quienes actualmente llevan de la mano, como si de niños se tratase, a Carlos Zapata e Inés Liendo, ya que carecen de propuestas (al igual que todos), y el rostro de ambos no están a la altura de los estándares de candidatos salteños. Entonces, para competirle al voto bombacha de Estrada, el macrismo pone a sus mejores delanteros a competir.

Aunque las últimas mediciones de encuestadoras privadas (esas que solo saben hacer guita cada dos años y tiran más humo que carrito choripanero) colocan a Estrada con un cómodo segundo lugar en la carrera a la Cámara de Diputados, la forma en la que incrementó las visitas al interior y la cansadora campaña que comenzó a realizar el economista dan cuenta de que los números que ellos manejan son un poco distintos. Y aunque quiera “hacer cosas diferentes”, lo más seguro, todavía en Salta, sigue siendo recorrer lugares para prometer trabajar por las distintas problemáticas.

Aun resta un mes, resta un centenar de reuniones hasta el día de la elección. Los intendentes ya tienen todo listo, obra que se inaugure, obra en la que tiene que estar Emiliano. “Chaleco de plomo” le pusieron algunos de ellos, porque te puede salvar, pero es bastante pesado cargar con él. Cantidad no es calidad, aunque si pueden ser votos, los votos que, actualmente, Estrada está tratando de asegurar.

Lectores: 176

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: