Panorama Político Salteño
A pagar

Kripper, mal estacionado y debiendo miles de pesos en patente

Nicolás Kripper y las leyes de tránsito no se llevan muy bien que digamos. (Dibujo: NOVA)

El funcionario de la Municipalidad de Salta conduce un vehículo oficial, aunque lo utiliza como particular.

Fue fotografiado mal estacionado en una estación de servicio y su placa debe más de 42.000 pesos a la comuna. Años atrás fue sorprendido conduciendo en estado de ebriedad mientras era subsecretario de Tránsito.

Nicolás Kripper y las leyes de tránsito no se llevan muy bien que digamos. El secretario de Protección Ciudadana de la Municipalidad de Salta fue sorprendido mientras dejaba su automóvil mal estacionado en una playa de estacionamiento de una estación de servicio. Mejor dicho, no se trata de su automóvil, sino de un vehículo oficial del municipio que él mismo utiliza a su antojo para movilizarse diariamente; ejemplo que, claramente, no imita de su jefa, la intendenta Bettina Romero.

El vehículo en cuestión es un Chevrolet Prisma Joy 4 puertas de color gris cuya matrícula, AD288UT, figura a nombre de la Municipalidad de la Ciudad de Salta, cuya dirección es el Centro Cívico Municipal (CCM), ubicado en Avenida Paraguay 1240. Desde que asumió en el cargo de secretario, Kripper utiliza el vehículo como vehículo particular, llegando incluso a sobrepasar los límites de la ciudad para dirigirse hasta su vivienda ubicada en el municipio de San Lorenzo.

Ahora, el vehículo fue fotografiado en una estación de servicio en donde, claramente, se ve cómo el mismo se encuentra mal estacionado, posicionándose sobre una senda peatonal, entorpeciendo la libre circulación que incluso dirige hacia una rampa para personas con discapacidad o movilidad reducida. Pero no es la primera vez que este funcionario fue “escrachado” por alguna incidencia relacionada al tránsito.

En el mes de diciembre del 2018, Kripper fue sorprendido por un control vehicular realizado por efectivos de Seguridad Vial de la Policía de Salta en el centro de la ciudad, manejando con alcoholemia positiva. Promediando las 2 de la madrugada del domingo 9, el funcionario que en ese entonces estaba a cargo de las fusionadas subsecretarías de Tránsito y Seguridad Vial, y Prevención y Emergencias, dio positivo al test realizado en avenida San Martín al 700 que arrojó un resultado de 0,37 de alcohol en sangre. Años antes, la graduación de alcohol máxima permitida a la hora de conducir un vehículo era de 0,50 mililitros; pero desde junio del 2014 el éjido municipal se encuentra regido por la ordenanza de “Tolerancia Cero”, a la que adhirió posteriormente la provincia transformándola en ley.

Otro de los puntos llamativos con la nueva infracción del fotogénico funcionario, fue que el vehículo con el que se maneja habitualmente, ya que no ocupa desde hace varios meses su Renault Sandero color verde la cual fue secuestrada en 2018 y permaneció “frizada” en el galpón de Prevención y Emergencias de calle Mitre hasta que cumplió con su sanción, debe una suma superior a los 42 mil pesos en concepto de Impuesto Automotor.

Es decir, el auto que conduce le debe 42.319,69 pesos a la propia Municipalidad en pago de patentes. Cabe remarcar que el comprobante de pago del impuesto a la radicación del vehículo (patente) es requisito fundamental a la hora de circular a bordo de un vehículo, y sobre todo si se emplean rutas.

A diferencia de Bettina Romero, quien utiliza una camioneta que es de su propiedad a la hora de movilizarse, este funcionario hace abuso de un bien público pagado por los salteños. Porque el combustible y los gastos de mantención del vehículo corren a cuenta de la Municipalidad, al igual que muchas de las cosas que se consumen en estas estaciones de servicio en donde, si bien abonan lo consumido, facturan todo al CUIT de la comuna quien termina corriendo con los gastos por cafés y medialunas diariamente.

Lectores: 467

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: