Política
Más allá de las elecciones

Juan Carlos Romero se roba el protagonismo, Inés Liendo marginada y los radicales siendo ellos mismos

Comienzan a hilarse ciertas ramificaciones, con idea de poder gestionar el 2023.

Cuando todos pensábamos que la interna dentro de Juntos por el Cambio en Salta había sido saneada tras la elección del pasado 12 de septiembre, llegan ellos y te dan vuelta todo el panorama.

Queda demostrado que el que pierde no busca necesariamente apoyar al que ganó “en buena ley” y siempre el personalismo o el ego les pueden más. Si bien se trata de un frente macrista, la bendición del ex presidente no alcanzó para que su elegida pueda ser protagonista en noviembre y hasta el feminismo de cartón kirchnerista se involucró para cuestionar al “maestro”.

El enojo radica en la foto que compartieron los máximos exponentes de la alianza amarilla en nuestra provincia junto a quien hoy podría ser el candidato a presidente con más chanches de ese espacio a nivel nacional.

Horacio Rodríguez Larreta, fue anfitrión de la gira que están pegando por Buenos Aires el senador Juan Carlos Romero, Alfredo Olmedo, Carlos Zapata e Inés Liendo, éstos últimos 2 candidatos para las nacionales; aunque ella no participó de dicho cónclave. Esto despertó, como era de esperarse, que distintos dirigentes, punteros y periodistas militantes, sacaran sus propias conclusiones.

Una de ellas, esbozada con fuerzas en programas de radio de poca monta y distintos grupos de “comunicadores” de WhatsApp, fue la tomada por el pseudo feminismo K.

Como si en sus fuerzas políticas no hubiera chismes, una conductora de cabello rapado y teñido de color fantasía aseguró que el machismo dejó afuera a Liendo; porque el machismo es la raíz de todo problema, por supuesto. Lamentablemente para “elle”, a los 2 días "Juanca" y "Alfredito" le taparon la boca (no porque les hayan dado importancia a los comentarios, hay cosas importantes seguramente en sus vidas) y postearon una foto de la reunión mantenida entre los 3 salteños, Liendo (que vive en Baires) y la titular del PRO, Patricia Bullrich.

Pero el kirchnerismo no es el único problema que aqueja al macrismo salteño, también lo son los aliados. y es que uno de los riesgos de incluir radicales en cualquier coalición política, es que justamente hagan cosas de radicales.

“¿Para qué me invitan, si saben como me pongo?”, es una frase que podría caerles muy bien a intentos de referentes como Miguel Nanni o Héctor Chibán. Los ex amigos se encuentran distanciados desde hace muchos meses y, a pesar de haber querido mostrar algún tipo de unidad forzada las primeras semanas tras los comicios, en los últimos días dejaron en claro que entre correligionarios no se apoyan, ni tampoco apoyarán del todo a quienes dijeron que iban a apoyar. Sí, lo anterior parecía un trabalenguas (como cuando Miguel y Héctor hablan en los medios), pero era necesario expresarlo así.

A días de iniciar un nuevo mes, los radicales podrían ir con votos divididos para la contienda electoral de noviembre. Nanni y sus compiches todavía aseguran que apoyarán lo decidido por la mayoría y llamarán a votar por Carlos Zapata; aunque acá se le suma un gran inconveniente.

Es que el Rubén "Chato" Correa, titular del Comité Capital de la UCR, no tendría intenciones de votar por el bigotón y en su lugar vendería (acá nada es gratis) su espaldarazo (tampoco tan grande) a Felipe Biella quien quedó relativamente cerca del tercer candidato más votado: Guillermo Durand Cornejo.

De Chibán poco se sabe oficialmente, salvo que tiene diferencias con el olmedismo, aunque nada que pudiera sanearse con el alquiler del espacio publicitario de una de sus propiedades en el centro salteño, y un par de sobres, claro.

Lectores: 526

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: