Política
Le llovieron críticas

José Gauffín, el mismo que banca los gastos reservados de Madile, habló de transparencia

José Gauffín, vicepresidente primero del cuerpo deliberativo, intentó hacerse el buen samaritano.

José Gauffín, vicepresidente primero del cuerpo deliberativo y acérrimo odiador de la intendenta Bettina Romero, intentó predicar el buen ejemplo dentro de la política y sentó las bases para su imaginaria candidatura a la intendencia el próximo año.

Lamentablemente para él, tenía la "bragueta abierta" y le llovieron más críticas que buenos comentarios. Es que su accionar dentro del CD deja, hasta la actualidad, mucho que desear y uno de los temas de gestión más importantes, y entre los más cuestionados, es notoriamente obviado por el edil, que sueña con ser jefe comunal.

Fue en estos días cuando Gauffín, haciendo uso de la palabra en sus redes sociales, expresó que hicieron la rendición de cuentas del PRO durante el ejercicio del año en curso.

Enorgullecido, afirmó que su espacio buscará competir el año que viene en el área ejecutiva sabiendo, según él mismo, que pueden "gestionar la ciudad con más transparencia y eficiencia en beneficio de Salta y sus vecinos".

Rápidamente, el posteo tuvo comentarios en contra del edil. Algunos lo cuestionaron por realizar proyectos "tribuneros" y que no presentó ninguno de "calidad" hasta el momento. "Son solo para discurso o tener prensa" le expresó un internauta. Otro le reclamó que, en su discurso de transparencia, olvidó mencionar a los ñoquis que mantienen en el CD.

En ese discurso de buen tipo, también omitió decir que él es uno de los máximos responsables de permitir los cuestionados "fondos reservados" dentro del Concejo, que no son otra cosa que partidas millonarias que pueden ser utilizadas, y lo son de hecho, por el presidente del cuerpo, Darío Madile, a su entera discreción, sin tener la obligatoriedad de rendir cuentas a absolutamente nadie.

Gauffín, como presidente del segundo bloque mayoritario dentro del cuerpo y como segunda autoridad del mismo, nunca emitió crítica alguna ante los cuestionamientos sobre el dinero que se despilfarra en el Concejo.

De hecho, siempre prefirió no hablar del tema. Cuando algunos medios, pocos por cierto, intentaron indagar al respecto. La respuesta fue, simplemente, colgar el teléfono.

Pero cuando se trata de criticar sin fundamentos una gestión, puede estar hablando horas, como un standapero. Transparencia y gestión, justo eso, que en tres años nunca supo mostrar.

Lectores: 194

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: