Información General
Paritarias

Intendentes salteños se niegan a pagar el aumento salarial a docentes

Desde NOVA se adelantó la falta de acuerdo entre los jefes comunales para poder "sacar el cocodrilo del bolsillo". (Dibujo: NOVA)

Una reunión, una cumbre de muchos jefes comunales y patrones de estancias salteñas, se estaban poniendo de acuerdo para poner el grito en el cielo ante el arreglo que acordaron docentes y el Gobierno de Salta en el segundo tramo de paritarias para este 2021.

El 29 de septiembre te contábamos que el 15 por ciento era mucho para los alcaldes salteños quienes habían despilfarrado, en vano, millones en campaña para ser convencionales constituyentes, o para intentar posicionar concejales que les permitan terminar relajadamente sus períodos actuales.

Los integrantes de esa mesa que se reunió un sábado por la tarde en una finca en la localidad “veraniega” de Vaqueros, una especie de copia tal vez más económica que la topísima San Lorenzo; siguieron muy de cerca lo ocurrido con el paro docente y las negociaciones entre Autoconvocados, SITEPSA y Matías Cánepa que finalizó en la madrugada del miércoles con un arreglo mayoritario.

Para tranquilidad de los jefes comunales, ese 5 por ciento de más que acordaron los “no agremiados” corre solamente para el sector docente, no así para el resto de la administración pública. Pero igual siguen los problemas.

Ni lentos ni perezosos, este fin de semana pasado volvieron a reunirse los intendentes salteños; o al menos la gran mayoría. El punto era sencillo, no aceptar el pago del 15 por ciento de aumento que acordó el Gobierno de la provincia para el sector municipal, tratar de llegar a buen puerto y evitar a tener que llegar a un paro de actividades.

Para eso, se debe convocar a los gremios, que en la gran mayoría de los municipios salteños son siempre los mismos como ATE o UPCN, y convencerlos de que un 15 por ciento es mucho, y tratar de acordar por 10 por ciento o menos, obviamente escalonados.

A quien se lo vio muy preocupado el domingo fue a Daniel Moreno. Es que al alcalde de Vaqueros no le cierran los números y la billetera está cada vez más apretada. Con un comercio que sufrió los embates de la pandemia y dejó de vender tantos pares de medias como lo hacía en épocas normales, porque la gente prefiere andar con el dedo al aire libre en vez de pagar 400 o 500 pesos por un par que duran 3 o 4 “usaditas”; y con el emprendimiento chocolateril de su pareja en pausa también producto de la pandemia, ve acercarse el fin de su ciclo como intendente a fines del 2023 ya que la performance en las elecciones del 15 de agosto pasado tampoco le rindieron los frutos que creía iba a cosechar.

Hoy, con un poco de coraje entre las manos, tomó el teléfono y respondió al cuestionario de unos locutores locales quienes, al interrogarlo por el aumento, escucharon eso mismo que te veníamos contando. “Hoy tenemos una reunión con los gremios. Estoy preocupado porque es una situación complicada, porque no nos alcanza. Vamos a ver cómo hacemos. Hoy el 51% no lo puedo dar. Vamos a ver si podemos dialogar, veremos la forma. La idea es que se favorezca al empleado municipal” aseguró el presidente del Foro de intendentes.

Entre tanta incertidumbre, hay un intendente que ya acordó el 51% total de aumento. El jefe comunal de Tartagal firmó el convenio al día siguiente del acuerdo del Gobierno con la cuestionada intergremial docente, y por ahora tendría al menos ese tema en orden. “Tartagal es un municipio que siempre arregló distinto. Tienen otro presupuesto, otros ingresos” aseveró Moreno sobre su par Mimessi.

Lectores: 275

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: