Política
Una competencia del Gobierno nacional

Improlijidad de Gustavo Sáenz al anunciar el Incentivo Docente

El gobernador Gustavo Sáenz anunció por Twitter (ahora Equis) que la Provincia se hará cargo del pago del FONID. (Dibujo: NOVA)

Si bien es una responsabilidad que le compete exclusivamente al Gobierno nacional, el absorber el monto del desaparecido FONID hace que la Provincia pueda tener un pequeño buen gesto ante la docencia que tan mal la viene pasando desde hace meses. Pero el anuncio tan esperado por la educación solamente trajo aparejadas dudas que, a más de 24 horas de ser anunciados, no obtuvieron respuestas.

La jornada del martes no pasó desapercibida para los docentes salteños. Temprano, el gobernador Gustavo Sáenz anunció por X (ex Twitter), un medio no oficial de comunicación, pero de primera mano; que la provincia de Salta se haría cargo de los montos del desaparecido Incentivo Docente (FONID), beneficio conseguido tras la carpa blanca docente instalada durante la presidencia de Carlos Menem en 1997, y que se extendió hasta después de la asunción de Fernando de La Rúa cuando garantizaron el fondo para los trabajadores de la educación.

Claro que el anuncio traía alegría a la docencia, sobre todo a la salteña. Es que el FONID representaba entre un 10 y un 15 por ciento del sueldo de cada docente, y desapareció de un día para el otro por decisión del presidente Javier Milei. Entonces la presión recayó sobre los gremios, centrales obreras y hasta en los gobernadores que, sin comerla ni beberla, tenían un problema de enormes proporciones para solucionar si querían evitar un paro de actividades.

Afortunadamente para Sáenz, el docente supo diferenciar. Sabían que el FONID era responsabilidad de Nación, pero como votaron a Milei, muchos de ellos, tenían un poco de tolerancia. Aún así los sindicalistas le solicitaron desde antes del inicio de clases al gobierno provincial que absorbiera el pago del incentivo, tal y como lo habían hecho otros gobernadores. Sáenz se mantuvo reacio a abonar. No quisieron soltar un peso esperando que Nación restableciera el pago a la educación. Sí hicieron pasar el tiempo haciendo presentaciones, muchas de ellas inútiles, sin hacerse cargo que ese “fondo” debía haber sido absorbidos por las provincias hace muchos años y seguía siendo una suma que percibían sin afectar el básico de cara a las jubilaciones.

Entonces, ¿cuál fue el problema con el anuncio de Sáenz? La respuesta es la desprolijidad. Lejos de haber informado de forma correcta cómo se aplicaría esta nueva compensación salarial docente, solamente hicieron un anuncio por redes sociales y una explicación demasiado escueta en la web oficial del gobierno. Todos estaban “entre Pampa y la vía”. Nadie entendía cuándo, cuánto y a quiénes alcanzaría el beneficio. No se informó si sería de forma retroactiva o a partir del mes en curso, ni la cantidad de efectivo, ni la estabilidad. No se dijo nada hasta la tarde en la que los gremios participaron de la paritaria fallida donde, valiéndose del anuncio, el gobierno salteño volvió a arremeter contra la docencia.

Luego de los aumentos paupérrimos impuestos mediante Decisiones Administrativas en lo que los trabajadores denominaron “decretazo”, quedando muy por debajo de la inflación, incumpliendo la palabra que el propio Sáenz dijo meses atrás comprometiéndose a sostener sueldos por encima de los índices devaluatorios; esta nueva compensación fue utilizada en paritarias como método de extorsión. “Ya les dimos el FONID, no pretendan grandes porcentajes” fue, básicamente, la respuesta de Dib Ashur y compañía este martes en Grand Bourg.

Con una mano dando y con la otra quitando. Lo peor es que se acerca fin de mes y el gobierno de Sáenz, de no tener acuerdo con los gremios, volverá a imponer aumentos de miseria.

Lectores: 327

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: