Política
Lo que dejó el caso del intendente de Mazza

Hipocresía extraordinaria

Mónica Juárez, la diputada “de los 55 mil votos” como le gusta ser llamada, solicitó el inmediato tratamiento del proyecto enviado por el Gobierno, para evitar una posible fuga de Rubén Méndez.

Eso demostró en la tarde del jueves la ex conductora hot y actual legisladora provincial salteña, Mónica Juárez. Es que, bastante suelta de manos, pidió a través de Twitter que sus compañeros sesionen extraordinariamente de forma urgente para tratar la intervención del municipio de Profesor Salvador Mazza, centro del escándalo desatado con los allanamientos e imputaciones contra el intendente de aquella localidad, Rubén Méndez, proyecto que ya obtuvo el visto bueno.

No podemos negar que la intensión de Juárez es muy válida, y podríamos decir que incluso es la más acertada dentro de los pocos legisladores que se expidieron sobre lo ocurrido en el norte de la provincia con el intendente, su familia y funcionarios imputados por asociación ilícita entre tantas otras causas. La diputada “de los 55 mil votos” como le gusta ser llamada, solicitó el inmediato tratamiento del proyecto enviado por el Gobierno, para evitar una posible fuga de Méndez, teniendo en cuenta que reside en una localidad limítrofe con el vecino país de Bolivia; pero sobre todo por el poderío económico que ya demostró tener con estos allanamientos realizados en la mañana del miércoles.

Lo que no tuvo en cuenta, quizás, es la poca predisposición que tienen sus compañeros de la Cámara para, casualmente, sesionar de forma presencial. Y es que el martes pasado, cuando tendría que haberse llevado a cabo una nueva sesión ordinaria en el recinto de la Legislatura, los legisladores decidieron no asistir por motivos que incluso hoy siguen sin conocerse. Tras una breve reunión que mantuvieron un grupo de diputados y diputadas con el presidente del directorio de Aguas del Norte, en donde se plantearon los problemas de distintos pobladores de la provincia y el plan de la empresa para tratar de mejorar el servicio, decidieron tomarse la tarde libre y no tratar diferentes proyectos que podrían ser de interés de los salteños.

Si bien ahora la situación es totalmente distinta, y amerita tal vez una reunión con carácter de urgente, todo parece indicar que eso no sucederá y, con suerte, la intervención del municipio Profesor Salvador Mazza hasta diciembre del año 2023 se aprobaría recién el próximo martes en sesión ordinaria; a pesar del expreso pedido del Concejo Deliberante local que solicitó, casi implorando a las autoridades provinciales, que no tomen esta medida y dejen el ejecutivo a cargo de la actual intendenta interina y presidenta de ese cuerpo legislativo.

Juárez no tuvo la repercusión que debería tener un caso como éste, lamentablemente, aunque ella generalmente es partícipe de otras atribuciones que se toman los legisladores, como no ir a sesionar y no sufrir descuento alguno por ello. Incluso argumentó este pedido teniendo en cuenta un caso sucedido en la misma localidad, donde a un concejal de la misma línea política que el (casi) ex intendente Rubén Méndez fue acusado de ser miembro de una banda narcocriminal y se fugó por varios años hasta que pudo ser detenido. Habrá que esperar hasta el martes. Por lo pronto, se dice que al mediodía de este viernes Méndez llegó en camioneta 4x4 hasta el Centro Cívico Grand Bourg donde mantuvo una reunión con Pablo Outes. Tal vez para pedirle galletitas de agua, jugo o algunos cigarrillos para una posible estadía en “Canadá”.

Lectores: 169

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: