Política
¿Qué pasó?

Hablaron del Bono para calmar las aguas, pero nunca lo pagaron

Roberto Dib Ashur, ministro de Economía de Salta.

Cada vez son más los trabajadores estatales que reclaman al Gobierno el pago de cierta suma de dinero como compensación ante la pérdida del poder adquisitivo y la creciente inflación. La suba de los precios en el mes de diciembre, en días previos a las fiestas de fin de año, y el gasto que erogan las mismas festividades hizo que los empleados de la administración pública y sus gremios “representantes” se unieran en un mismo pedido. Días previos a la navidad se había anunciado la posibilidad de que se abonara la suma, pero a 10 días del inicio de un nuevo año todo sigue en promesas.

Este lunes, Roberto Dib Ashur volvió a hablar del Bono. Lo hizo en el marco de una entrevista radial en donde graficó que Salta podría atravesar un año próspero en materia financiera, con cuentas ordenadas y con previsibilidad. Según el funcionario a cargo de la economía provincial, el año que terminó fue de recuperación tras tres años de caída consecutiva. Con una mirada muy optimista, casi al borde de la duda, se animó a decir que Salta cumplirá todo lo previsto en materia de obras y compromisos fiscales, aunque a nivel nacional no se haya aprobado el Presupuesto 2022 propuesto por la gestión de Alberto Fernández.

En la misma entrevista, Dib Ashur sostuvo que, aunque falta todavía analizar los informes del mes de diciembre, esperan que el salario de los empleados de la administración pública provincial pudiera ubicarse por encima de la inflación estimada por Nación. Esto claro, es un doble discurso para la grada teniendo en cuenta que históricamente la inflación anual real fue mayor a la pronosticada. Es más, por este motivo es que, justamente, se crea la famosa “cláusula gatillo”, la cual prevé que, en caso de superar el porcentaje de inflación al otorgado en paritarias, se deban abrir de forma inmediata las negociaciones para una recomposición.

Sobre este tema también se animó a hablar del solicitado bono, aunque con un poco más de cautela. Bah, cautela es una forma de decir ya que, si bien no afirmó que la provincia está en condición de hacerle frente al pago de una suma de 20 mil pesos para la totalidad de los empleados, sí afirmó que es muy “factible” que eso pueda lograrse. En contraste, los gremios permanecen a la espera de la primera reunión de la conciliación obligatoria dictada por la Secretaría de Trabajo, a cargo de Alfredo Batule, la cual tendrá lugar recién el próximo viernes 14 de enero, extendiendo los plazos para que los gremios y sindicatos que nuclean a los trabajadores de los distintos rubros no puedan realizar algún tipo de medida de fuerza, como el paro casi general que se había convocado para el pasado viernes.

Desde sectores más “representativos” de trabajadores como cuerpos autoconvocados o gremios sin personería gremial que los avale a negociar con el Gobierno, temen que estas declaraciones, brindadas en un medio con tintes oficialistas, sean solamente un “engaña pichanga” como lo que se hizo a fin de año, cuando se mencionó que era “factible” el pago del bono lo que calmó el malestar dentro de la administración, por lo que se vivieron unas “fiestas en paz”. Habrá que ver la factibilidad de la que habla Dib Ashur una vez que se tenga el balance del último mes del 2021.

Lectores: 241

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: