Política
Tras los rumores dentro del bloque

Gustavo Sáenz busca reeditar su acuerdo con la intendenta de Salta para las elecciones de 2023

Gustavo Sáenz, gobernador de Salta, buscaría conseguir los números que llevó a la fórmula a gobernar en 2019.

A pesar de los intentos de la mesa nacional de Juntos por el Cambio de sumar a sus filas a la intendenta de Salta capital, Bettina Romero, y los rumores que circularon sobre un posible distanciamiento entre ella y el gobernador provincial, Gustavo Sáenz, todo apunta a que, de cara a las elecciones del año que viene, los funcionarios reeditarán el acuerdo que los llevó a sus cargos en 2019.

Sáenz, Romero y los funcionarios y armadores políticos del espacio que integran, Gana Salta, siguen de cerca las últimas encuestas que comenzaron a circular en Buenos Aires, que los posicionan como los mejores candidatos para competir por la Gobernación y la Municipalidad de Salta, respectivamente.

Los números de octubre reflejan que Sáenz es el líder político con mejor imagen en la provincia de Salta. Tiene 5,16 por ciento de imagen "muy buena" y 37,72 por ciento de imagen "buena", lo que le da un total de 42,88 por ciento de valoración positiva. Quedó por encima de Alfredo Olmedo, que tiene 31,04 por ciento de valoración positiva.

Por su parte, en Salta capital Bettina Romero es la referente con intención de voto más alta, según el último estudio de opinión pública realizado en octubre. El 17,91 por ciento de los encuestados indicó que "seguramente votaría" a la actual intendenta si se presenta a la reelección. Detrás de ella quedó Emiliano Durand, con una intención de voto del 11,79 por ciento ; y más lejos se ubicó Felipe Biella, con el 3,17 por ciento.

Estos datos no pasaron desapercibidos en Salta y, en consecuencia, en los últimos días se aceleraron las negociaciones para que el gobernador y la intendenta vuelvan a presentarse juntos en las elecciones de 2023, tal como lo hicieron en los últimos comicios, cuando Sáenz se impuso a nivel provincial con el 53,65 por ciento de los votos, y Romero hizo lo propio a nivel municipal con el 62,51 por ciento de los sufragios.

Si bien Romero fue tentada en varias ocasiones para formar parte del armado político a nivel nacional de Juntos por el Cambio, desde el entorno de la intendenta aseguraron que por el momento su cabeza está puesta en seguir trabajando en su provincia y hacer todo el esfuerzo posible para conformar una dupla competitiva con Sáenz dentro de un mismo frente político, para continuar con su gestión al frente de la Municipalidad de Salta.

"Gustavo la necesita a Bettina porque tiene treinta puntos de imagen positiva en la Capital y no ve posible que otro candidato llegue a tener esos números. A ella también le sirve sostener su acuerdo con él porque es el funcionario con mejor intención de voto a nivel provincial”, sostuvo un integrante del espacio político que integran los funcionarios salteños.

“Los dos saben que lo mejor que pueden hacer es provincializar la elección, mostrarse unidos y presentarse juntos otra vez",añadió.

Por otro lado, los planes de Juan Carlos Romero, padre de Bettina y actual senador nacional, no se modificarán cualquiera sea la decisión que tome su hija para su futuro.

El ex gobernador salteño seguirá perteneciendo a Juntos por el Cambio y "apoyará a los candidatos que presente" su espacio político a nivel nacional, según precisó un funcionario de su confianza.

En ese sentido, el jueves que viene recibirá en su tierra a Miguel Ángel Pichetto para realizar un acto partidario de cara a las elecciones de 2023, en el marco del partido político que integran, Encuentro Republicano Federal.

Salta es una de las provincias que desdoblará las elecciones locales de las provinciales del año que viene. Los comicios para elegir gobernador y vice, además de senadores provinciales de once departamentos, treinta diputados provinciales, los sesenta intendentes y concejales de todos los municipios, serán el 14 de mayo.

Lectores: 338

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: