Política
Diputado provincial

Gauffín, adicto a X y alérgico al laburo

El diputado provincial ultraderechista, José Gauffín.

El diputado provincial salteño, PRO de pura cepa, derechista, negacionista y ultra ulloísta, sueña con ser un gran exponente de la política regional, aunque poco hace para llegar a esa meta. Mientras se regocija desparramando odio en sus redes sociales, complementa su vida con ejercicio diario y nula actividad legislativa. No basta con solo asistir a sesión.

José Gauffín es un verdadero privilegiado. En los inicios de su vida política, allá por la década del 90, fue uno de los beneficiados del semi inexistente Partido Renovador de Salta, una fuerza política fundada por Augusto Ulloa, el "Capitán", un gobernador de facto de la última dictadura militar que fue electo por el voto popular años más tarde, y que colocó en cargos a diputados, senadores, intendentes y concejales. Gauffín era ayudante de ediles, un asesor, de allí su estrecho lazo con la derecha local.

Tras años de desaparecerse por las victorias holgadas del justicialismo, volvió con partido nuevo a finales del 2000, aunque con sus mismos ex compañeros renovadores alejados del PRS por su fusión con Juan Manuel Urtubey. Con el crecimiento de Mauricio Macri, se pasó a las filas del PRO y desde allí viene currando hace algunos años. Primero como concejal, y desde fines del año pasado como diputado local. En el municipio fue un crítico crónico, y nunca aportó nada para mejorar la situación de la Capital. En Diputados, su rol no es diferente.

Desde que asumió no se le conocieron muchos proyectos al legislador amarillo. Sus intervenciones en la Cámara son escuetas, y generalmente suele hablar durante las manifestaciones. Así como lo hizo con Bettina Romero, ahora el centro de las críticas es el gobernador Gustavo Sáenz. La mayoría sin fundamentos; y, cuando los tiene, se enceguece tanto en su papel de "opositor" al mejor estilo Partido Obrero, pero todo queda en palabrerío barato. A pesar de apoyar las críticas a la casta, y la vieja política, es de los más "ñoquis" en la cámara baja y eso queda expuesto en sus redes sociales.

Y es que alguien que no puede soltar el celular en sus largas sesiones en el baño desde donde tuitea cada una de las cosas que suele hacer, actividades en las que participa o crítica destructiva; debería de publicar también sus actividades laborales (pagadas por la nuestra), y eso es muy escaso en la ex red del pajarito celeste. De hecho, y a las pruebas nos remitimos, lo último que se supo de Gauffín en Diputados fue un proyecto para "frenar" el aumento en el boleto del transporte público de pasajeros que, obviamente, no llegó a buen puerto.

En X consta que fue el 22 de mayo cuando anunció la presentación de dicho proyecto, y desde allí todo fue críticas al pacto de Güemes, alabanzas a Javier Milei, fotos del locro del 25 de mayo, de unas vacas asadas a la estaca en Paraguay, saludos a periodistas y desacuerdos con los estudiantes que marchan por un boleto gratuito. La casta es Gauffín.

Lectores: 212

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: