Política
Escándalos

Emiliano Durand trató de "muchacho" a una chica trans que asiste a sus cursos dudosos

El senador provincial Emiliano Durand se habría referido a la mujer trans como "el muchacho de allá", en varias reuniones.

La máscara de tipo bueno, humilde y respetuoso, que supo mostrar por muchos meses el actual senador provincial y empresario de medios de comunicación, Emiliano Durand, empezó a caerse de forma estrepitosa, desde la revelación de que hace política con tablets del Estado nacional, que consiguió por su afinidad con el máximo mandatario provincial.

A la falta de una explicación lógica sobre la entrega irregular de los artefactos electrónicos, se suma el repudio por el maltrato hacia la gente que asiste a sus propias capacitaciones, la utilización de personas para ayudar al legislador en su cruzada por ocupar un cargo ejecutivo y la discriminación homofóbica denunciada por una mujer trans.

Victoria Mamaní asistió, en algunas ocasiones, a los cursos brindados por Durand. Según contó en una entrevista televisiva, es vendedora de productos en una feria barrial y fue a las charlas con la ilusión de poder recibir alguna ayuda, aunque sea didáctica, para mejorar su calidad de vida.

En una de esas ocasiones, el dueño de Que Pasa Salta la vio y decidió hablarle. Allí le preguntó si le gustaban sus charlas y le pidió hacer una entrevista para subirla a redes sociales.

"Victoria, siempre va a ser bienvenida en nuestros cursos". Así inició el posteo de Emiliano en sus redes sociales. "Es la tercera vez que Victoria asiste a nuestras capacitaciones, es una chica trans que trabaja vendiendo ropa en una feria y tiene muchos proyectos por delante! Vamos a ayudarla en lo que necesite para que tenga las mismas oportunidades que todos", seguía.

¡Feliz de ver cada vez más gente capacitándose y saliendo adelante! No hay que quedarse quietos" finalizó. Tras ese posteo, en donde en el video el senador se pone a disposición de la mujer para seguir ayudándola, nunca más le respondió el teléfono.

"Él promete ayuda, parecía una buena persona. Yo lo seguía" contó Mamaní, antes de hacer hincapié en un hecho de discriminación que sufrió por parte del legislador en uno de sus cursos de criptomonedas.

"Ya sabía quién era yo, y me trató de carón. Yo levantaba las manos para preguntar y él me dijo 'el muchacho de allá'. Me sentí discriminada y burlada, mal, horrible de que me haya tratado así. Él ya me conocía" expresó Verónica con profunda tristeza.

Llamativamente, y a pesar del estado público que tomó el descargo de la joven, desde el Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (INADI), organismo presidido por Gustavo Farquharson, no emitieron comunicado alguno, ni tomaron cartas en el asunto; demostrando, una vez más, que a los poderosos no los cuestiona nadie, y quienes lo hacen, no tienen apoyo necesario. A Cartuccia, por lo menos, la mandaron a estudiar en tiempo récord.

Lectores: 169

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: