Panorama Político Salteño
Elecciones

El romerismo se llevó los laureles, algunos pañuelos descartables y otros ya tienen fecha de vencimiento

Los candidatos de Bettina Romero, los grandes ganadores. (Dibujo: NOVA)

Las elecciones en Salta dejaron un sabor agridulce, sobre todo en el oficialismo provincial. En Capital, tal vez el departamento con mayor importancia política debido a la cantidad de habitantes, fueron los candidatos de Bettina Romero quienes se terminaron llevando los primeros puestos. El macrismo se afianzó como una segunda fuerza y, en este caso, como la oposición más grande, y el kirchnerismo ratificó su pérdida de poder y candidatos.

La categoría más resonante no tuvo sorpresas. O, mejor dicho, el ganador no fue la sorpresa; sí el resto. Emiliano Durand se alzó con 79.389 votos (provisorios) y se coronó como nuevo senador electo por Capital con más del 32 por ciento del electorado de su lado. Y acá viene lo llamativo. En segundo lugar, y a más de 36.000 votos de distancia, quedó Martín Grande. el actual diputado nacional quien a fin de año tendrá que dedicarse a su finca en La Caldera donde quería montarse años atrás un emprendimiento agrícola, le ganó por casi 14 mil votos al elegido por el saencismo duro quien terminó, incluso, por debajo de los votos en blanco que terminaron de completar el podio con 34.323 electores. Ya muy por detrás quedaron la “desinvitada” del Senado, Pamela Ares; radicales, zurdos y otros rejuntes.

En Diputados el resultado fue… similar. Sorpresivamente y contra todo pronóstico, el bailarín payasesco que se desempeña como secretario de Prensa de la provincia (sí, así como lo lee), dio el batacazo. Víctor “Vitín” Lamberto, uno de los funcionarios acusados de cobrar el fondo ATP el año pasado por la pandemia, se alzó con poco menos de 51 mil sufragios a favor y quedó a 4 mil de alcanzar a su colega, la ex periodista Mónica Juárez que sigue sin bajarse del pony de “la más votada” desde 2019. Consigo, Lamberto arrastraría otras dos bancas dándole al frente Unidos por Salta una categórica victoria. En segundo lugar quedó el médico Bernardo Biella quien juega a ser independiente, tirando al oficialismo; y en tercero se acomodó el olmedista Roque Cornejo.

Detrás de ellos se acomodó Isabel De Vita (que nadie sabe cómo hizo para juntar votos porque en el kirchnerismo no la quiere nadie, pero es lo que hay), Juan Esteban Romero que lejos estuvo de igualar la performance que su hermana, actualmente intendenta, tuvo hace 4 años; y el cantante cumbiero David Leiva que se quedó sin trono, pero con platita asegurada hasta el 2025.

La purga más notoria se dio, llamativamente, en el Concejo Deliberante más grande de la provincia. Allí ganó el frente Juntos por el Cambio +, macrista, con José Gauffín a la cabeza arrastrando consigo a, por lo menos, dos ediles más. El actual edil sumó 33.401 adhesiones y superó por casi 8 mil sufragios a su competidor más cercano, Guillermo Kripper, quien se alzó con el 11,13 por ciento de los votos emitidos. Malvina Gareca, tras desprenderse del mufa “Libres del Sur”, que desde hace años viene siendo esclavo de los gobernadores, quedó en tercer lugar y le ganó, incluso, al ex Operación Triunfo, José García, quien logró retener su banca al igual que Paula Benavides y un empobrecido (políticamente) Darío Madile. Quien festeja como perro con dos colas es el “Turco” Salim, el ex dirigente de la docencia salteña (gran protagonista de esta elección), devolvió al Concejo la banca de la Unión Cívica Radical que habían obtenido años atrás Ángel Ortíz y Raúl Córdoba, antes de irse hacia el oficialismo.

Pero no todo es alegría en Salta. Así como hay vencedores, también hay vencidos; y algunos quedaron heridos “de muerte”. Los casos más emblemáticos se dieron, por supuesto, en las categorías de diputados y concejales capitalinos.

En la primera, quedaron fuera de competencia algunos personajes y partidos que, realmente, poco y nada hicieron por los salteños. Uno de ellos fue Javier David. El representante del Partido Justicialista, ex líder del Frente Salteño, ex ministro de Juan Carlos Romero, ex diputado urtubeycista y ahora aliado de Gustavo Sáenz, no logró juntar los votos necesarios para acceder a una banca. Es más, quedó detrás de David Leiva, un ex compañero de fórmula, por aproximadamente 700 votos. Fuera del directorio de YPF donde tenía un sueldo millonario, ahora se acomodará seguramente en el kirchnerismo donde no quieren mucho al caucásico.

Los troskos del Partido Obrero deberán volver a las universidades porque perdieron la única banca que tenían. Es que Pablo López no cumplió con las expectativas, aunque (si le sirve de consuelo), le ganó a su detractora, Violeta Gil, por poco más de 4 mil sufragios.

La izquierda deberá replantearse su futuro en Salta ya que, su hubieran participado juntos, seguramente mantenían una banca ya que sumarían más votos que el “Negrito” Leiva que entró “de tarro”. Otro de los “sin ideas” que quedó afuera fue Suriani. El antiderechos más reconocido de la provincia apenas superó los 8500 providas y en diciembre se despide, eso sí, con una mansión asegurada en San Lorenzo. Dicen por ahí que los penes de madera orquestaron la campaña de desprestigio. Finalmente están los “nini” del historiador Cáseres, el “Chato” Correa (que está arrancándose los ojos con los apuntes de sus estudiantes por no formar parte de Juntos por el Cambio +) y la rompe-frentes Elia Fernández que, sin Sergio "Oso" Leavy, sigue siendo nadie.

Por otro lado, los aspirantes a concejales que no hicieron piso hoy sí están pasando por momentos de angustia. Primero que nada, vayan nuestras condolencias para la entangada que tanta vergüenza les hizo pasar a los salteños. Candela Correa, quien, según ella, medía bien por eso operaban en su contra, sacó apenas 4.477 votos, 13 mil menos que los obtenidos hace dos años atrás, y quedó formalmente con fecha de vencimiento en su cargo. Con más escándalos que proyectos buenos en su haber, deberá seguir bailando en ropa interior o luchando con las hormigas desde otro lugar. Y la verdad, se lo merece. ¡Cómo no vas a llevar el documento para votar pue! Ni eso hizo bien esta chica.

Otro que ya empieza a despedirse de la política es el ex intendente y vicegobernador Miguel Ángel Isa. Cuando todos pensaban que iba a ser su año tras llegar a la presidencia del Partido Justicialista como paracaidista, Miguelón no cumplió ni con sus propias expectativas que estaban allá por los 10 mil votos. Los salteños no compraron el discurso de pobreza y austeridad de quien hizo desmanejos con la municipalidad y dejó la Ciudad como Kosovo de tan “hechas pelotas” que quedaron las calles. “Pronto estaré con ustedes” les dijo a los municipales el año pasado; dicen que ya le mandó el CV a Bettina por eso aguarda una entrevista en RRHH.

Acá también quedaron los restos K. Laura García ni pinchó ni cortó. Mucho menos el camporista Fernando Ruarte que, al menos, se debe haber quedado con algún que otro electrodoméstico del PAMI que era en realidad para los afiliados. Ángel Causarano ya anda viendo qué va a vender en el Cofruthos y el griego Sócrates (el que aspiraba a ser diputado y en 2023 intendente), se deberá conformar con ser un total y completo desconocido. Francisco Benavidez, el ex chofer de Sáenz, quedó afuera también y ya andaría pidiendo un lugarcito para volver a manejar la Amarok que traslada al mandatario a todos lados.

El resto de impresentables se completa con “Pino” Rocha del PRS, Mario Moreno que deja Diputados en manos de Leiva aunque le va a pedir un AP como devolución de favores, un tal Caro del Frente Grande, el zurdaje, el kirchnerismo opositor al kirchnerismo, y el panqueque Del Frari (el peor de todos). Las listas municipales, como era de esperarse, quedaron al final de la tabla.

Dato no menor: En la categoría para convencionales constituyentes ganó por amplio margen Guillermo Durand Cornejo que, a pesar de no hacer nada productivo, sigue teniendo el apoyo de los salteños y el mes que viene participará de las PASO a nivel nacional para conseguir una banca en la Honorable Cámara de Diputados. Segundo quedaron los de JxC+ con Fernando Lardies a la cabeza, y completó el podio la ex senadora nacional romerista (hoy K), Sonia Margarita Escudero. Detrás, el vicegobernador Antonio Marocco, y una larga lista de innombrables.

Lectores: 402

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: