Política
Muchos pueden caducar

El "Gringo" y los senadores tienen dormidos más de 50 proyectos de ley de Diputados

La Cámara Alta de la provincia mantiene una gran cantidad de proyectos sin tratar, y muchos de ellos corren serio riesgo de caducar debido al largo período que llevan cajoneados.

La Cámara Alta de la provincia mantiene una gran cantidad de proyectos sin tratar, y muchos de ellos corren serio riesgo de caducar debido al largo período que llevan cajoneados. Una diputada fue quien encendió las alarmas y sostuvo que los salteños le pagan a una cámara para que trabaje y otra para que ponga palos en la rueda. Desde el Senado, en tanto, siguen sin prestar demasiada atención a proyectos demandados por la sociedad, y se centran en impulsar la eliminación de las PASO presentada por el legislador mimado y posible candidato a la intendencia capitalina, Jorge Mario Emiliano Durand.

Desde el monobloque del PRO salteño, el que debería estar integrado por gente como Martín de los Ríos quien renunció para ser ministro, o Laura Cartuccia quien asumió por esa fuerza pero es de las más oficialistas que tiene hoy la Cámara de Diputados, encendieron las alarmas en la última sesión antes del receso invernal, hace casi un mes, pero recién tomó trascendencia en las últimas horas luego de declaraciones de su única integrante, la empresaria Sofía Sierra, quien fue muy crítica de la actividad legislativa que llevan adelante los senadores.

Presididos por el vicegobernador, Antonio Marocco, el Senado tiene la potestad de tratar, en menor o mayor tiempo, depende la practicidad de los proyectos, todos aquellos que llegan con media sanción desde Diputados y que esperan una aprobación para una futura promulgación o veto por parte del Gobernador en turno. Dichos proyectos cuentan con un tiempo de vigencia para poder ser puestos en debate, aprobados, descartados o modificados. Generalmente, los temas que tocan los legisladores de la Cámara Baja suelen ser de índole poblacional, aquellos que están relacionados a problemas de la comunidad en general, en el día a día; mientras que el senado debe formular aquellos más complejos, tal vez macro. En el Senado son menos representantes ya que se trata de uno por cada departamento, 23 en total, por lo que el trabajo es mucho menor en comparación con los diputados que son 60 y, por ende, generan más proyectos.

Aun así, con tanto tiempo que les sobra semanalmente para poder formular o tratar proyectos, el Senado sigue sin dar sanción completa a proyectos como la pirotecnia sonora cero en todo el territorio provincial de manera obligatoria, “La Hora Silenciosa” en beneficio de personas con autismo, o diferentes expropiaciones que podrían solucionar la emergencia habitacional que se instaló en Salta hace ya varios años, y que aún permanece con pocas probabilidades a corto plazo de ser solucionadas. Son más de 50 proyectos, de los que no se trata ninguno en las sesiones que, a decir verdad, son bastante breves, no llevando muchas horas desde que se apersona cada uno de los representantes departamentales en el recinto de calle Mitre 550, hasta que se arrían las banderas.

Al reclamo de Sierra, ya se sumaron varios legisladores, opositores y oficialistas, quienes ven que sus propios proyectos, aquellos en los que tal vez invirtieron tiempo para confeccionar sin ningún error, corren riesgo de caducar y, con suerte, después deberían tratarlo nuevamente como si de uno nuevo se tratase.

Lectores: 178

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: