Panorama Político Salteño
Controversia

El "Gato" Mimessi y su pasión por los escenarios

El jefe comunal de Tartagal encendido por las polémicas. (Dibujo: NOVA)

El intendente de Tartagal, Mario René Mimessi, tiene ese "no sé qué" que lo convierte en uno de los predilectos a la hora de elegir un posible acompañante para Gustavo Sáenz en la fórmula que buscará su reelección.

Durante los poco más de dos años que lleva en el cargo que le arrebató al hermano de Sergio "Oso" Leavy, supo ser uno de los jefes comunales más beneficiados con la entrega de obras y la inversión monetaria por parte de la provincia.

Aún así, es muy resistido dentro de la política local ya que lo consideran un auténtico "panqueque" y muchos aseguran que si su padre, de idéntico nombre, siguiera con vida, probablemente le daría un par de lecciones sobre los principios básicos del radicalismo que su linaje supo forjar en el olvidado norte provincial a punta de militancia y persecución en la época del proceso.

Mario René Mimessi (padre) fue, al igual que su retoño, concejal por la ciudad de Tartagal y diputado provincial por el Departamento San Martín; además de haber ejercido como director de Radio Nacional-Tartagal.

Su descendiente escaló, tal vez, un poco más allá y hoy maneja a gusto propio el segundo municipio con mayor densidad poblacional de la provincia, y se encamina a ser, posiblemente, un alto funcionario provincial a partir del 2023. A nivel partidario, sobrepasó ampliamente los parámetros de su padre, logrando ser hasta presidente de la UCR provincial por algunos años, aunque nunca tuvo el reconocimiento de los correligionarios en su totalidad como si lo hizo su progenitor.

De apodo "Gato", también heredado, Mario es hoy muy cuestionado por los adherentes al centenario partido ya que su nombre resuena fuerte en los pasillos del Grand Bourg y las distintas redacciones de medios de comunicación.

En realidad, todos pueden hablar lo que sea, contar sus verdades, o hasta hacer lobby de ello. Pero lo que molesta a gente como Rubén "Chato" Correa, Héctor "Carozo" Chibán, o a "glorias" como Eduardo Antonelli, José María Farizano o Luis Zavaleta, quien se encuentra suspendido del partido hasta el 2023 por haber criticado a Mimessi cuando aseguró que el intendente tartagalense era el primer saencista.

Aun así, sus intenciones de continuar viviendo de la política como hace 9 años, cuando fue elegido por primera vez concejal, siguen intactas y, de hecho, ya se encuentra en marcha el proceso proselitista. Mario no es ningún idiota, sabe que a la gente le gusta el circo.

Y después de varios meses sin actividades de jolgorio por las restricciones de la "Plandemia", conoce que apuntar al entretenimiento festivo, puede acarrear ganancias netas que se traducen en votos a la hora de ir a votar el año que viene.

Por este motivo es que los mayores esfuerzos en mostrarse como un posible candidato a lo que sea, ya que no confirmó si buscará una vicegobernación, una reelección como intendente o una diputación nacional; los apunta hacia el sector de la música. Ya lo hizo hace 40 días aproximadamente con la realización de la Serenata a Tartagal, un evento que convocó a más de 40 mil personas que disfrutaron de los shows del Chaqueño Palavecino, Los Tekis y Ternura, entre otros artistas.

Fue un concejal opositor a Mimessi quien reveló esta semana que, en aquella ocasión, Mario hijo adelantó, en pleno festival, que la histórica banda tropical dirigida por José Luis Salinas se encargaría de grabar el spot para su próxima campaña. Primer anuncio.

No todo quedó ahí. Mientras aún le seguía debiendo plata a los artistas locales que se presentaron en el evento organizado por él, decidió sobrepasar los límites de la frontera municipal y departamental, y en el último mes se instaló (con funcionarios y asistentes personales) en Rancho El Ñato, tierras del Chaqueño Palavecino, durante el supuesto festival solidario Trichaco en donde montó en ambos costados del escenarios, costosas gigantografías que revelaban, a modo de publicidad, su apellido con el logo característico de la "M" en un círculo rojo.

A Mimessi no le será fácil llegar a la vicegobernación, si es que así realmente lo está planeando. En el medio hay otros partícipes como el senador por Capital, Emiliano Durand, que también busca organizar actividades masivas, regalando hasta sustancias dudosas con tal de convocar gente para sus eventos y así fotografiarse con muchos "seguidores".

Mario, además, tendrá que lidiar con la posibilidad de competir nuevamente con los osistas de Leavy que, con Franco Hernández y "Chanchín", esperan sigilosos su momento para anunciar por qué candidatura competirán.

Mientras tanto, y hasta que él mismo se defina, el circo tropical sigue y el despilfarro de dinero por parte del jefe comunal de uno de los municipios más castigados por la pobreza no se detiene. Un ojo al "gato" y otro al garabato, así andan las cosas por allá.

Lectores: 222

Envianos tu comentario