Información General
Pandemia

Daño colateral: el Covid-19 le explotó en la cara a un cansado Juan José Esteban y podría haber novedades

El ministro de Salud provincial no logró llevar adelante políticas sanitarias.

La tercera ola de contagios empezó a vivirse en Salta en la primer semana de este 2022. Antes, el relajamiento de quienes debían velar por la salud de todos impidió que se llevaran adelante restricciones que hoy podrían haber impactado de otra forma.

El único que siempre mantuvo su postura de no dar tanta permisibilidad fue al que menos escucharon. Él mismo recriminó que muchas de las decisiones las toman personas que no están inmersas en la actividad sanitaria, pero no lo escucharon. Hoy se ven las consecuencias.

Se dice que el ministro de Salud de la provincia, Juan José Esteban, soltó un “se los dije” en la reunión que mantuvo el COE en la jornada de este pasado viernes. En dicho cónclave, los referentes de distintos sectores, incluido el COCS (que no es más que la Central Operativa de Control y Seguimiento en materia de Covid-19) y funcionarios de la Municipalidad de Salta.

Estos últimos, quedaron prácticamente como unos adelantados al haber tomado con diferencia de horas, las mismas decisiones que luego informaría la Provincia. La suspensión de actividades con más de mil personas de aforo, el control con el Pase Sanitario y un plan más potente de vacunación en todo el territorio fueron los puntos que más sobresalieron en la junta.

Llamativamente, tras finalizar el encuentro no fue el ministro y presidente del Comité Operativo de Emergencias quien dio a conocer la noticia, sino que lo hizo Víctor Castro, el titular del COCS. Se supo que el médico no estaría de acuerdo con esta decisión “poco restrictiva”, algo que viene criticando en las últimas semanas.

Conocida es la postura que adoptó el funcionario cuando, apenas asumido, sumergió a la provincia en la tan cuestionada “Fase 1” que, por aquel entonces (septiembre 2020), logró reducir de forma notoria los contagios, por lo que el sistema sanitario tuvo un respiro por varios meses luego de un colapso que costó varias vidas.

El silencio de Esteban tras la reunión de emergencia del COE podría indicar algo: Es el más afectado por las decisiones que no se toman. Como cabeza de la cartera sanitaria, sobre él recaen los reclamos del personal de la salud, de la clase política y de la población en general, ya que lo responsabilizan de todo, lo bueno y lo malo, que pueda ocurrir con el manejo de la pandemia.

Esteban no es santo de devoción, pero el no prestarle atención hace dos semanas atrás, cuando recién se confirmaba la posibilidad de un paciente sospechoso de Ómicron en Salta, una cepa que demostró ser altamente contagiosa, derivó en una circulación comunitaria del 50 por ciento de esta variante en pocos días.

Tal vez en un intento desesperado por llamar la atención y generar conciencia, horas antes de la reunión del viernes, el ministro solicitó a los 60 intendentes de la provincia que tomen medidas para prevenir más contagios. Entre ellas, y la que más afectó a algunos de ellos, fue la suspensión de festivales y eventos masivos programados para este fin de semana.

Dejando de lado una ganancia económica que le permita hacer frente a la crisis económica que atraviesan, el que no dudó en suspender un tradicional evento fue Héctor “Rulo” Vargas, intendente de San Carlos. Allí se realizaría desde este pasado viernes un importante festival que contaría con artistas de renombre, quienes ya habían recibido parte del dinero por su contratación y que, de no reprogramar las fechas, es muy difícil que éste retorne a las arcas municipales. De allí le siguieron Salta Capital y Rosario de Lerma con la suspensión de carpas y del Desentierro del Carnaval.

En medio los rumores de cansancio de Esteban. Ante la “poca bolilla” que le darían sus pares a la hora de tomar decisiones que influyan directamente en las restricciones, se dice que el médico tiene cada vez más en claro que se alejaría de la función pública pronto, por lo que en su lugar podría ingresar el actual gerente del Hospital Público Materno Infantil, Federico Mangione.

Esto último es un rumor, lo del cansancio es en realidad notorio. El covid podría cobrarse una nueva víctima, no fatal, pero que se sumaría a la baja importantísima que representó tiempo atrás la salida de Aguilar del COE.

Lectores: 226

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: