Panorama Político Salteño
Internas

Cambio de gabinete: Diez Villa lloró y mamó, volvió Posadas, Villita plantó a Figueroa, y ¿se viene un nuevo bingo?

El gobernador le tomó juramento a varios funcionarios que despertaron sorpresas en la política salteña. (Dibujo: NOVA)

En la mañana de este viernes el gobernador salteño, Gustavo Sáenz, oficializó y tomó juramento a los nuevos funcionarios que lo acompañarán de ahora, hasta que se diga lo contrario, en la administración provincial. Si bien muchos esperaban la llegada de caras nuevas, algunos cambios fueron inesperados, otros simplemente llamaron la atención, y si sorprendió el regreso de muertos (electorales) vivos.

De entrada, sorprendió a todos una imagen que hizo dudar si se estaba realmente transmitiendo en vivo desde el Grand Bourg, o era un #FBF (Flashback Friday por sus siglas en inglés), que traducido al argentino podría decirse que es algo así como “viernes del pasado”. Es que en primera plana de la transmisión se lo pudo ver a Matías Posadas. Sí, nuestro eterno perdedor que tras el pucherito y el berrinche que hizo tras perder (nuevamente) las elecciones del pasado 15 de agosto en donde fue superado hasta por el voto en blanco, volvió a pisar el Centro de Convenciones para hacer vaya a saber qué. El ex secretario General de la Gobernación, vio en sus narices cómo el cargo que se opuso a abandonar para los comicios, por lo que fue duramente cuestionado, era ocupado desde hoy por Matilde López Morillo, una funcionaria de entera confianza de su ex jefe.

Quien se llevó un sabor un poco agridulce con este cambio en el equipo, fue Javier Diez Villa. Es que el pololo de Romina Arroyo, a pesar de presidir el bloque más grande del saencismo dentro de la Cámara de Diputados, venía probándose hace un mes el saco que dejó vacante Posadas, pero no hizo demasiada buena letra como para ocupar ese cargo.

En cambio, recibió un premio consuelo bastante generoso y ahora es el flamante secretario del Interior, cargo que había abandonado Mario Cuenca, el ex intendente de Campo Santo, para su fallido intento de llegar a la Cámara de Senadores que le arrebató el actual legislador de ese municipio, Carlos “Ketty” Rosso. Está mal, pero no tan mal, diría el conductor Guido Kaczka. Es que Javier iba a quedar desempleado a fin de año ya que no fue tenido en cuenta por ninguna fuerza para renovar banca en agosto y con esto se asegura, por ahora, dos añitos más con sueldo fijo del 1 al 10 de cada mes.

A uno que lo acomodaron bastante bien fue a Juan Carlos Villamayor o “Villita Chico” como lo llaman en Grand Bourg tras tener el mismo nombre que su padre, el ex intendente destituido en el 96 por intentar coimear a un empresario, y que después recibió el indulto durante la intendencia de Miguel Ángel Isa. Junior, ahora será secretario de Adultos Mayores, un cargo en el mismo nivel escalafonario en el que se encontraba en Desarrollo Social bajo las órdenes de Verónica Figueroa, con quien mantiene cierta rencilla ya que éste se habría querido quedar con su cargo, lo que finalmente no ocurrió. Quien puso el grito en el cielo fue Jorge O’Brien, el Nico, quien era el máximo exponente de los abuelos y abuelas salteñas que ahora tendrá que rendirle cuenta a alguien más como jefe directo.

Finalmente, el cambio tal vez más importante se dio en Deportes. Es que tras la reubicación de Marcelo Córdova quien se ausentaba constantemente de las oficinas del Legado Güemes para trabajar con comunidades originarias, recibió un puesto más acorde a su función social y ahora estará a cargo de la Delegación de Asuntos Indígenas.

En su lugar, quedó Sergio Chibán, el polémico presidente de la Liga Salteña de Fútbol que, de por sí, ya manejaba distintos fondos que el Gobierno aportaba a los clubes de esa disciplina en la ciudad, donde están los clubes más “grandes”, y ahora será el encargado de distribuirlos; algo un poco turbio en el medio. Entre sus logros se encuentran el hotel que construyó en la Circunvalación Oeste, la nueva sede de calle Gurruchaga y, por supuesto, los controvertidos bingos que tenían varias veces a los mismos ganadores. “Se viene el bingo del Gobierno” afirmaron algunos allegados. Para enemigos, mejor quedarse con los cercanos, ¿no?

Lectores: 258

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: