Panorama Político Salteño
¡Un circo!

Cabaret en Capital: no oficial, negocio arruinado, unidos desconocidos e intoxicación

El Poder Legislativo de la localidad es totalmente un chiste. (Dibujo: NOVA)

Como cada miércoles, se llevó a cabo la sesión ordinaria de ediles, no menos ordinarios en el recinto del Concejo Deliberante de Salta. Con esquemas similares, concejales que deambulan por los pasillos, otros “representantes” más concentrados en sus redes sociales, y un astuto observador de la situación; se pueden resaltar varias historias que desglosaremos a continuación.

La carencia de proyectos, identidad partidaria, o noción alguna para llevar adelante la actividad deliberativa, de los ediles salteños se pueden destacar algunas cosas en estos dos meses desde que se habilitaron nuevamente las sesiones.

No es troll

El “pollo” de Roberto Ulloa, y amigo de antaño del hijo del capitán, sigue pendiente de cualquier problemita que pueda significarle algunos segundos para hablar mal de la gestión municipal.

El "Cande Correa machirule", como lo describieron algunos, suele arremeter en contra de la intendente Bettina Romero, a quien tiene el sueño de serrucharle el piso en las próximas elecciones. Pero José Gauffín no tiene en cuenta que, primero no tiene el lomo que portaba la profe de ritmos latinos, y segundo que tampoco cuenta con demasiados seguidores en sus redes.

Tal es el deseo de ser conocido, que en su cuenta de Twitter aclara que es la cuenta “oficial” hasta que la red social de Elon Musk le dé el “ok”. Ni verificado está. Esto, dicen, le genera cierta desazón a la hora de pronunciarse ya que no es lo mismo que diga algo con la tilde azul a estar lisa y llanamente “pila”.

¡Eh primo!

Quien anda trinando por los pasillos desde hace varias semanas y que en estos últimos días volvió a mostrar mala cara fue Paula Benavides. La ex olmedito, hoy en las filas conservadoras del médico Bernardo Biella, vio frustrado el sueño de encarar junto a sus parientes, 2 enduristas participantes del Dakar, premio que ganó el mayor de ellos; un proyecto educativo que buscaba fomentar la práctica de deporte.

El tema es que el rubro que ella tenía pensado instalar, el enduro, está reservado para cierta clase social que tiene los fondos suficientes para invertir en una moto KTM de las que vende su tío. Y relegaba a los pobres changuitos de la zona este, que viven prácticamente en los cerros, y asisten al club de fútbol que se emplaza en las tierras Paula tenía pensado arrebatar para otorgarlas al motociclismo.

Un allegado del ámbito de las 2 ruedas aseguró que el tema no está cerrado y que aguardan con ansias el resultado socio-ambiental para finalmente vaciar La Pedrera. De no poder creerlo.

Unidos desconocidos

El presidente desdibujado, la feminista de escritorio, el hijo del enfermero millonario, y el que se quemó tomando agua del termo, salieron a recorrer las obras de una obra encarada por Provincia y, mirando a la nada misma ya que lo construido estaba a sus espaldas, posaron para la foto de redes sociales.

Junto a ellos, otros ediles NN se sumaron a la recorrida supervisora y, para justificar las más de 300 lucas que recién por mes, se esforzaron por intentar demostrar que algo entendían de los que le decía el ingeniero a cargo.

Findes fermentados

Quien no pierde la maña de doblar el codo de vez en cuando para consumir agua sucia como municipal con aguinaldo, es la concejal etílica Soledad Gramajo. Es visitante habitué de las birrerias del Paseo Güemes, aunque nobleza obliga, no se la vio conducir nuevamente en estado de ebriedad o a “upa” de alguien. O por lo menos ya aprendieron a guardar todos los celulares antes de salir a dar una vueltita.

Lectores: 335

Envianos tu comentario