Política
Ex secretario de Seguridad de la Provincia

Benja, tras el escándalo con el muerto, se las tomó hacia Mendoza

Benjamín Cruz es ex secretario de Seguriridad del Gobierno provincial y actualmente se desempeña en el mismo cargo pero a nivel Municipal en la ciudad de Salta.

El ex secretario de Seguridad de la provincia de Salta, y actual secretario de Gobierno de la municipalidad capitalina, Benjamín Cruz, se tomó unos días de descanso aprovechando el parate administrativo que hubo esta semana con motivo de las festividades religiosas por el Milagro salteño. El destino elegido habría sido la provincia cuyana de Mendoza, donde arribó en un vuelo low cost y allegados aseguran que volverá recién durante el fin de semana.

Todo pasó muy rápido para el presidente del Partido Identidad Salteña (PAIS). En menos de 48 horas de conocido un crimen mafioso ocurrido en un barrio de la periferia de la capital provincial, su nombre estuvo en todos los diarios, radios y portales por su estrecho vínculo con el infortunado que fue hallado con cinco disparos en la cabeza. El parentesco entre el ex funcionario del Gobierno, y la víctima fatal, es investigado ahora por la Justicia.

Ante tanta exposición no grata, y el acecho de los pocos medios que no fueron tentandos con fondos de dudoso origen para que no hablen de éste ni de otros temas, Benjamín decidió armar maletas y mandarse a mudar con la esperanza que el Milagro, tiempo de paz, reflexión y entendimiento, disipe los recuerdos de los desmemoriados salteños que suelen tener un frágil recuerdo de los hechos “non sanctos". Sin mucho destino donde no pudiera ser molestado, decidió la tranquilidad de la región cuyana para disfrutar de la frescura de la nieve antes de finalizar un invierno "caliente".

Desde el norte de la ciudad, en esos fríos pasillos repletos de abogados, aseguran que podrían tener motivos serios para investigar vínculos entre el funcionario y el crimen organizado, ya que el autorizar a una persona con los antecedentes de Monges a visitar a uno de los delincuentes más peligrosos con los que contó la provincia, detenido por Interpol por hechos de sicariato relacionados con su parentesco familiar con un capo narco del norte salteño; serían pruebas suficientes para poner la lupa sobre su persona.

Contrariamente, otros especialistas en el tema confían en que Pedro García Castiella, actual procurador general de Salta y jefe de los fiscales, dejará pasar la oportunidad de relacionar al poder de turno con las mafias. No sería de extrañar ya que, durante su paso como titular de la Oficina Anticorrupción de la Municipalidad, hizo la vista gorda mientras Pablo Gauffín, Matías Huergo y compañía, vaciaban las arcas públicas con facturas truchas. Entre fantasmas no se pisan la sábana.

Lectores: 289

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: