Política
¿Y la ex ministra Vargas?

Aumenta todo, menos el laburo de algunos

Silvina Vargas, aquella ex ministra de quien nadie se acuerda y que dejó su lugar a un cuestionado Mario Mimessi, es actualmente miembro del directorio del ENTE.

La semana pasada tuvo lugar una conferencia de prensa en la que todos los salteños nos enteramos que, al día siguiente, subirían los costos de las tarifas de agua y luz en toda la provincia. Con total naturalidad, y sin siquiera sonrojarse, el titular del Ente Regulador de los Servicios Públicos (ENRESP), Carlos Saravia, mencionaba que desde febrero todos pagaremos más de un 100 por ciento por cada servicio, mientras dejaba su oficina vacía con luz prendida ya que la boleta del viejo galpón de calle Mitre al 1200 la paga el Estado.

Entre tanta quietud que entrega la típica oficina pública en horas de la tarde donde el único que se encontraba en planta baja era un sereno/vigilante mirando TN, resaltó la ausencia de alguien que, en teoría, debería estar 24/7 al servicio de los ciudadanos ya que ostenta uno de los más grandes cargos de privilegio dentro de la administración pública.

Silvina Vargas, aquella ex ministra de quien nadie se acuerda y que dejó su lugar a un cuestionado Mario Mimessi, es actualmente miembro del directorio del ENTE, por lo tanto vendría a ser una especie de autoridad luego de "Uluncha" Saravia, claro está. Aún así pareciera ser que el único que trabaja es el propio presidente del organismo y su equipo de prensa que ni la siesta suelen hacer cuando hay mucho trabajo para su jefe.

Desde la planta alta, antes que saliera la autoridad, se mencionó que "Carlitos no quiere ir a la casa porque la Vicky lo trapea apenas entra. Ni la corbata se puede sacar. Pobre". Obviamente esta versión chimentera no fue confirmada (ni descartada), pero también hubo quienes se preguntaron por el paradero de la ex ministra que brilla por su ausencia desde que fue nombrada.

"Ni la reposera se trajo" afirmó un trabajador que desconocía el parentesco ideológico de la cafayateña con un coterráneo como lo es Miguel Nanni quien, aparte de tener en común la tierra del sol y el vino como lugar de nacimiento, también compartirían el desinterés por la función pública encomendada ya que Miguelito fue de los legisladores menos productivos durante su paso por la cámara baja nacional.

Lectores: 248

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: