Política
Se comió el amague

Angustia de "Villita" tras el No nombramiento

Juan Carlos Villamayor "Villita", esperaba ser nombrado como el sucesor de Verónica Figueroa en Desarrollo Social, pero quedó en las puertas.

Los compañeros de gabinete del secretario de Adultos Mayores bromean entre ellos y aseguran que el funcionario puso a la venta un traje 0 KM en el Marketplace de Facebook. Y entre broma y broma, algo de cierto podría llegar a tener este rumor tras el fallido ascenso en la carrera del hijo del ex intendente salteño Juan Carlos Villamayor de quien lo único que pudo sacar, hasta ahora, es solamente el mismo nombre. Sin chances de reclamar nada, estos días lo vieron caminando despacito por el fondo del Grand Bourg en donde se detiene unos minutos y mira hacia el cielo como clamando una respuesta a lo ocurrido el lunes.

Él ya lo sabía, solo que no lo quiso hacer público. La persona que reemplazaría a la ya ex ministra de Desarrollo Social, Verónica Figueroa, no iba a ser él. Desde comienzos del 2021 que anhelaba ese cargo. Es más, en pleno conflicto de trabajadoras de los Centros de Primera Infancia que reclamaban que las hicieron pasar a monotributo para seguir prestando servicios al Estado, él se acercó discretamente a algunas referentes y les habría susurrado que él intercedería ante las altas esferas del Gobierno para que su situación sea mejor. Tristemente eso no ocurrió, pero éste accionar terminó despertando la famosa “grieta” que terminaría con su alejamiento de la cartera.

Se dice que la mala relación entre Villamayor y Figueroa era tan notoria, que pocas veces se los podía ver compartiendo un mismo espacio físico en común, y cuando lo hacían evitaban hasta mirarse. Tiempo después, a inicios de octubre, se oficializaba la salida de él con un nuevo cargo, en similar rango al que ostentaba anteriormente, pero dependiente de la Gobernación. Con la renuncia de Figueroa, fue incluso el primero en autopostularse para ser su reemplazo, justificándose en la experiencia adquirida en el “trabajo social” durante los casi dos años que estuvo como funcionario de tercera línea de la saliente funcionaria.

Fue el propio Villamayor que, en un intento de sumar voluntades a su candidatura, hizo una especie de campaña para que le llegaran “buenos comentarios” al mandatario y su equipo y así, viendo que tenía supuestamente buena aceptación, podrían elegirlo para el cargo. Con lo que no contaba el encargado de velar por la salud de los abuelos de la provincia, es que, así como existen las buenas referencias, siempre va a haber otra campana. Es así que la semana pasada, desde distintos comedores y hogares de ancianos hicieron correr la voz de que “Villita Chico” sería una persona de muy mal carácter, quien nunca brindó respuestas a estos dos sectores tan vulnerables de la sociedad. Igualmente, eso no debe haber afectado la decisión final.

En fin, la reemplazante de Figueroa es una radical cuasi enemistada con Miguel Nanni, quien hoy juega a ser opositor en Salta, y más cercana al intendente de Tartagal Mario Mimessi quien, con este nombramiento, refuerza la hipótesis nada descabellada de que buscaría en 2023 arrebatarle el puesto al “Gringo” Marocco como vicegobernador de Salta. No sería de sorprender, ya sabemos que a los radicales cualquier bondi los deja bien, y que no importan los colores políticos, para ellos todos son iguales; como los perros, que solo ven grises, dicen.

Lectores: 564

Envianos tu comentario