Política
Miserable

Rita regaló mercadería vencida a bomberos voluntarios en Cafayate

Según difundieron en un comunicado, los Bomberos Voluntarios de Cafayate expresaron su más enérgico repudio a una actitud que tuvo la municipalidad que dirige Rita Guevara.

Cuando uno mal anda, muchas veces mal acciona. Pero, el querer disfrazar una canallada con un acto de beneficencia, ya cruza todos los límites. Las víctimas en esta ocasión fueron servidores del pueblo, personas que arriesgan sus vidas por los vecinos sin esperar nada a cambio, a pesar que suelen solicitar algunas colaboraciones. Pero, justamente, por esto es que pasaron un mal trago en los últimos días.

Según difundieron en un comunicado, los Bomberos Voluntarios de Cafayate expresaron su más enérgico repudio a una actitud que tuvo la municipalidad que dirige Rita Guevara desde diciembre pasado, quienes le enviaron al cuartel en calidad de “donación” una cantidad no especificada de mercadería, mucha de la cual estaba vencida hace ya varias semanas.

El despropósito tuvo lugar el sábado pasado. Luego de luchar durante varias horas para controlar y apagar un feroz incendio que consumió parte de la zona oeste de la tierra del sol y el vino, desde la Municipalidad decidieron premiar a los valientes bomberos y rescatistas que trabajaron para evitar cualquier tragedia. El agasajo consistía en gaseosas y papas fritas, lo que hizo creer que habría un verdadero festín. Pero todo lo contrario.

Si bien las gaseosas estaban en óptimas condiciones, las papas estaban vencidas desde hace un mes y medio, aproximadamente. Claro que esta situación no iba a pasar desapercibida por los servidores quienes, mediante un comunicado, solicitaron "a la población" mayor respeto y atención para aquellos que realizan donaciones al cuartel.

"Les solicito que NO nos lleven mercadería VENCIDA. ¡No la necesitamos! Necesitamos lo mismo que brindamos, y es una atención de calidad. Solicitamos el debido respeto" rezaba parte del descargo del jefe del cuartel de bomberos tras la canallada que vivieron por parte del municipio.

Desde el equipo de trabajo más problemático y menos exitoso del siglo en Cafayate, la secretaria de Gobierno, Victoria Castellanos, se disculpó con los bomberos y, según ella, admitió que hubo una confusión al momento de la entrega ya que las papas vencidas estaban por descartarse.

La pregunta ahora es ¿por qué no descartaron antes las papas? y ¿de dónde provienen? La respuesta es simple: Serenata. Es que, sumado a cientos de botellas de fernet de primera marca que quedaron sin vender luego del espectáculo musical, hubo un remanente de más de tres millones de pesos de "snacks" que quedaron sin venderse. Justamente, ese sobrante fueron las papas que entregó Guevara a los bomberos. Teniendo en cuenta que se trata de mercadería perecedera y llena de conservantes, la excusa de la "confusión" es cada vez menos creíble.

Lectores: 382

Envianos tu comentario