Panorama Político Salteño
Idas y vueltas

Sin mayores sobresaltos, Salta vivió una semana Isista

Regresó “El Turco” y lo hizo con todo, presidencia del Partido Justicialista y candidatura fija, todo corre a pedir de boca del otrora vicegobernador e intendente salteño. (Dibujo: NOVA)

De modo atípico, esta semana sucedieron cosas trascendentes, pero todo sucedió en plena calma. El dato, regresó “El Turco” y lo hizo con todo, presidencia del Partido Justicialista y candidatura fija, todo corre a pedir de boca del otrora vicegobernador e intendente salteño.

La semana se preveía densa, delitos graves en el norte de la provincia, una cuestionada reforma parcial de la constitución y algunos diputados que se empeñan en llevar a la Cámara baja a un sitio olvidable. Sin embargo, y pese todo lo dicho, las cosas sucedieron como si toda la provincia mirara hacia otro lado. En definitiva, la pandemia se modificó hasta las percepciones más avezadas.

Reforma parcial de la constitución salteña

El proyecto de reforma parcial de la constitución presentado por el gobernador Gustavo Sáenz era predecible ya que formaba parte de su propuesta de campaña, en donde destacaba la necesidad de acortar la cantidad de reelecciones posibles en varios ámbitos. Así y todo, no terminó de caer del todo bien ya que se cuestiona el momento elegido. Esto no es menor, Grand Bourg no tuvo tacto en lo referente a cuestiones de índole meramente electivas. La suspensión de las PASO, y el desdoblamiento de las elecciones son un punto álgido. El electorado no recibió con buenos ojos estas empresas.

Por otro lado, la reforma parcial, así, en plena pandemia, es cuestionable. Algunas voces reclaman consulta popular. Otros piden directamente que se aborte hasta que la pandemia pase. El oficialismo, sin más, hizo caso omiso a todo esto y maneja a fondo, como si de cuestiones de estado se tratara. Realmente, y basados en el contexto, una reforma constitucional es necesaria, aun así, no es el momento. Otros problemas apremian.

El resurgir de Miguel

Lo dijimos durante la semana, cuando todos daban por finalizada su carrera política, debido a su bajo caudal electoral demostrado en las últimas contiendas, Miguel Isa se alzó de un sopetón de sus propias cenizas. Los que saben, ya conocían de todo esto, el hombre de Colonia Santa Rosa viene trabajando en silencio desde el 2019 para que todo esto suceda, lo avala su sólida amistad con Gustavo Sáenz. Se quieren, y son compinches, mal que a muchos les pese. Quedó demostrado en los hechos.

El titular de la Comisión de Acción Política del Partido Justicialista y también Coordinador de Enlace y Relaciones Políticas de la Gobernación, Pablo Outes, anunció que el PJ salteño prescindiría de internas, o sea, que los candidatos que conformarán la lista final con la que el partido competirá en las elecciones 2021, surgirían del consenso, a dedo, digamos. Esto precipitó formalmente la renuncia del presidente del partido, Pablo Kosiner. La realidad es que este último ya tenía un pie y medio afuera desde hace rato, carece de apoyo dentro del partido.

Así, el resultado fue la confirmación del total apoyo de Gustavo Sáenz a su mentor y amigo, Miguel Isa, quien además de haber anunciado informalmente su candidatura a una banca del Concejo Deliberante capitalino en cuanto medio pudo durante los últimos dos meses, ahora es además el nuevo ungido dentro del partido peronista salteño. Todo un ave fénix. Solo falta que hablen las urnas.

La vergüenza a pedir de boca

Tal como se publicó ayer en NOVA Salta, un diputado volvió a ser figura, y es que el cuestionado Omar Exeni arrancó con nuevo emprendimiento económico, el problema es que su reciente nueva Sociedad SAS, anunciada en el boletín oficial de la provincia en día de ayer, vendría a reemplazar acaso a la anterior. Digamos todo, Exeni dejó más de 5 millones de pesos en cheques rechazados, son 125 los documentos que el Banco Central le otorgan como no pagos en tiempo y forma.

Así y todo, y sin que le tiemble el pulso, el representante de todas las PYMES chicas le da para adelante, todo un campeón.

Un par de días antes, la popular diputada y periodista Mónica Juárez dio la nota con un tema sensible. Mónica hizo colocar una placa homenaje (de ella misma, y no del cuerpo legislativo) hacia la figura del máximo héroe gaucho, Don Martin Miguel de la Mata Güemes. Resulta que este año se conmemora el bicentenario de su paso a la inmortalidad, pero en su afán de realizar cuanto antes su propio homenaje en Instagram, la polémica legisladora en vez de señalar 1821 como año de muerte del general puso 1817, y esto estampado en mármol.

Como ya es frecuente, la culpa por tamaña herejía recayó en quien estampó la piedra. Pero tranquilamente podrían haber culpado a un Community Manager, algo ya muy frecuente por estas tierras, pareciera toda una dictadura de redes y personas administrando cuentas de difusión política. A veces el perfil alto es mejor cuando surge de una impronta de gestión y no de las ganas de figurar. Tristes idas y venidas de la política moderna. Así estamos.

Lectores: 142

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: