Judiciales y Policiales
No quería la prisión

Se suicidó el ex juez José Antonio Solá Torino tras enterarse de la condena

José Antonio Solá Torino se suicidó cuando se enteró que debía cumplir la condena de seis años de prisión

La Corte Suprema había rechazado el recurso de queja que había antepuesto la defensa de José Antonio Solá Torino, ante una condena de seis años de prisión, dictada en 2016.

Rápidamente, el fiscal Federal General de Salta, Carlos Amad, pidió la detención de Antonio Solá Torino, por ser considerado autor penalmente responsable del delito de cohecho pasivo agravado.

Para los jueces, el ex magistrado había cobrado una coima para levantar una orden de captura contra un narcotraficante, que continúa prófugo y que también estaba involucrado en otra causa en contra del ex juez Federal Raúl Reynoso.

Amad aclaró que la sentencia "adquirió la calidad de cosa juzgada, ya que se encuentra firme, toda vez que el imputado agotó todos los remedios procesales para impugnarla", por lo que pidió la detención y su alojamiento en dependencias del Servicio Penitenciario Federal, para evitar su fuga.

Tras enterarse de la noticia, Solá Torino decidió quitarse la vida antes que lleguen a su domicilio los efectivos de la PSA para trasladarlo a la cárcel federal de General Güemes.

Solá Torino llegó al cargo de magistrado, luego de haber desempeñado en la década del 80 el cargo de ministro de Gobierno y Seguridad de Roberto Romero, y de quien también fue compañero de fórmula en las elecciones de 1990.

 

Lectores: 147

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: