Política
Reclamos

Sáenz en la mira: los Wichis se preparan para movilizar

Con el abandono e incumplimiento de promesas, el olvido y las muertes por desnutrición, hacen que los Wichis se organicen y salgan a movilizar a la espera de respuestas.

La gestión de Gustavo Sáenz sigue dando de qué hablar. Con el abandono e incumplimiento de promesas, el olvido y las muertes por desnutrición, hacen que los Wichis se organicen y salgan a movilizar a la espera de respuestas.

Los caciques están manteniendo constantes reuniones, y según las fuentes de NOVA Salta, a la marcha a pie hacia la capital salteña se le sumaría una peregrinación hacia Buenos Aires.

Las causas son ya conocidas, todo empezó cuando asumió la nueva gestión. Desde la Coordinación de la Gobernación suspendieron todo tipo de pago, dejando incluso contratos sin cancelar. Los nuevos gobernantes no midieron consecuencias, y creyeron que la maquinaria podría detenerse como si nada, y que ellos decidirán cuándo volvería a funcionar.

Entre estas personas se encontraba nada más y nada menos que el equipo que llevaba año a año el operativo de Refuerzo Estival ¿qué es esto? Dicho Operativo era el encargado de asistir médicamente, además de proporcionar la correcta alimentación e hidratación de las comunidades más remotas del chaco salteño. 

El personal quedó abandonado, solo y sin cobrar sus remuneraciones, sumado a un cambio de gestión, y sin suministros hicieron lo lógico, regresaron a sus casas. A los veinte días y sin ningún tipo de asistencia, los niños wichis comenzaron a morir. Esa es la causa de las muertes y de hecho hasta fue denunciada por la senadora mandato cumplido Gabriela Cerrano.

Sobre finales de diciembre y hasta la fecha, los fallecimientos son incontables. Y si bien el Gobierno Nacional y algunas empresas privadas dieron una mano, la situación se repitió a lo largo del año. Una fuente confiable del Gobierno de Salta, confirmó que la orden de que no trasciendan los fallecimientos es real. De todos los desmanejos que suceden en la provincia, la muerte de niños originarios es la que más rápido prendería en medios nacionales y tanto Sáenz como Outes y Demitrópulos, temen que la prensa de buenos aires ponga los ojos en el chaco salteño.

Sin embargo, no alcanza con silenciar medios afines, o prohibir la difusión de ciertos temas. Los wichis no se quedarán en sus tierras muriendo de hambre y deshidratación, sino que van a caminar hacia las oficinas de quienes los abandonaron, hastiados por las falsas promesas y la desidia de quienes les prometieron soluciones a cambio de fotos para sus redes.

La marcha, y las condiciones de esta, se está decidiendo en estos precisos instantes en algún punto inhóspito del chaco salteño, allí donde, mes a mes, la muerte infantil visita a los que no tienen nada. Allí, en la zona de promesas.

 

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: