NOVA Show
Sueña con las pasarelas

Rodrigo Rojas, el joven salteño con lesión en la médula que incursiona en el mundo del modelaje

Rodrigo Rojas tiene 25 años y nació con una lesión en la médula. Es modelo y sueña con llegar a las grandes pasarelas del mundo.
Pertenece al staff de S20 Teens Models, a cargo de la coach Daniela Olivera.

Rodrigo Rojas nació con una lesión en la médula, enfermedad que le dificulta el equilibrio y el movimiento de las piernas. Pero su discapacidad no le ha impedido soñar ni realizar sus objetivos. A sus 25 años, ya incursionó en el modelaje y, ahora, quiere llegara a las grandes pasarelas.

El joven salteño tiene espina bífida y desde que nació “no tengo fuerza en las piernas, no tengo equilibrio”, aseguró a NOVA, pero “la discapacidad no me limita en nada; el ‘no puedo’ no existe en mi vocabulario”, se animó.

En medio de su relato explicó que hace dos meses ingresó a la escuela de modelaje S20 Teens Models a cargo de la coach Daniela Olivera a quien conoció cuando trabajaba como relacionista público en un boliche de Salta Capital, hace un tiempo atrás.

“Ella trabaja con la inclusión y me comentó sobre el modelaje”, dijo Rodrigo que, al poco tiempo, decidió dar un paso adelante. “Daniela no ve tanto lo estético, quiere que nos sintamos cómodos”, señaló.

El joven se define como una persona “muy inquieta”, a quien le gusta estar en actividad y “si tengo que limpiar o cocinar, lo hago, me adapto a todo, busco la forma de hacerlo”.

Hace dos meses se le abrió una puerta muy grande y “una de mis metas en el mundo del modelaje es ser un modelo profesional y demostrar que cuando uno quiere, puede”.

La pandemia no impidió que Rodrigo haga las cosas que le gustan y, hasta el momento, logró sostener sus dos emprendimientos de venta: uno con la empresa Omnilife de alimentos nutricionales y otra con Seytu de productos cosméticos.

Durante esta extensa cuarentena, el joven que se desplaza con bastones, ha sostenido su trabajo que “lo estoy haciendo en redes sociales” y con el modelaje tiene charlas y capacitaciones en distintas plataformas virtuales.

Finalmente, Rodrigo dejó un mensaje: “Las limitaciones se las pone uno mismo, porque cuando uno desea algo de corazón, puede hacerlo”.

Lectores: 4262

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: